El personaje

La carrera del verdadero Óliver Atom sin Benji Price

Kazu Miura, el japonés en el que se inspiró la serie Campeones, conocida en España como Óliver y Benji, sigue jugando a los 54 años de edad.

Óliver Atom y Kazu Miura.

“Allá van con el balón en los pies y ninguno los podrá detener”. Así comenzaba la canción del anime japonés de 1983 Campeones, conocido popularmente en España como Óliver y Benji. Pues bien, casi cuarenta años después, Kazu Miura, el joven prodigio del fútbol nipón en el que está basado el protagonista de la serie, Ozora Tsubasa (Óliver Atom en castellano), sigue con el balón en los pies, jugando como profesional a los 54 años. Este mismo lunes, su equipo, el Yokohama FC de la J-League, anunció su renovación por una temporada más.

Apodado King Kazu, Miura fue la gran estrella de la selección japonesa durante los años 80 y 90. Sin embargo, al contrario que su alter ego en la serie, en su carrera tiene la espina clavada de no haber jugado un Mundial con la selección japonesa. En 1998, cuando Japón se clasificó por primera vez para la Copa del Mundo, se quedó inesperadamente fuera de la lista en el último suspiro. Por entonces, su carrera profesional sólo estaba a mitad de camino, a los 31 años...

Miura fue un prometedor talento del fútbol japonés que ganó decenas de torneos en las categorías júniors del país asiático. Con sólo 16 años se marchó a Brasil y debutó en el Santos, exactamente igual que Óliver en Campeones. Luego se marchó a Europa, pero su trayectoria no fue tan exitosa como la del personaje de animación, que terminó triunfando en el Barcelona (en la serie, el Catalunya FC). Kazu pasó por la Serie A (Genoa), la liga croata (Dínamo Zagreb) y la australiana (Sydney FC) antes de volver a Japón asentarse en la J-League, donde está considerado una leyenda.

En la última década, Miura ha tenido una carrera de lo más extraña. Se hizo jugador de fútbol sala, deporte en el que sí llegó a jugar el Mundial en 2012 y que alternaba con los partidos de su equipo, el Yokohama, en el que juega desde 2006.  El 5 de abril de 2015, cuando su equipo estaba en la Segunda División japonesa, se convirtió en el futbolista profesional más veterano del mundo en marcar un gol, con 49 años, pero todavía tiene pendiente un reto: ser el goleador más mayor de la J-League, reto que actualemente posee otra leyenda, el brasileño Zico, que lo logró  con 41 años, 3 meses y 12 días.