ELCHE 1 - GETAFE 3

Aprobados y suspensos del Elche: Pere Milla falla y Marcone descarrila

El Elche suma once jornadas sin ganar en un encuentro en el que el pivote fue expulsado por dos faltas. Almirón pierde a tres lesionados, además de Carrillo en la previa.

Aprobados y suspensos del Elche: Pere Milla falla y Marcone descarrila
FITO GONZALEZ DIARIO AS

Edgar Badia: Vendido en el gol de Cucurella, que cabeceó solo en el área pequeña. Apenas tuvo trabajo durante el primer tiempo. Gran parada en el 64’ a Mata, en la acción al espacio en la que se lesionó Diego González. Rechazó al centro el disparo de Kubo y Mata metió el pie, anticipándose a los centrales, para marcar el 1-2. Encajó el tercero de penalti, en el que adivinó la trayectoria del lanzamiento de Ángel, pero no llegó. Evitó el cuarto de Mata con el tiempo cumplido.

Josan: Volvió a actuar como carrilero por la banda derecha para recuperar el dibujo con tres centrales. Ejecutó las acciones a balón parado desde el perfil diestro. Se aplicó más en defensa que en ataque. No estuvo acertado en las acciones ofensivas y fue sustituido cuando el equipo ya estaba en inferioridad.

Barragán: Dio la asistencia de gol a Raúl Guti. Se prodigó bastante en ataque en el inicio del encuentro, a pesar de partir como central. Se quedó parado ante el remate de Cucurella, que sorprendió a la poblada zaga del Elche. Salvó una ocasión clara de Kubo en el 77’.

Verdú: No estuvo acertado en los tres tantos del Getafe. En el primero, descuidó la espalda; y en el segundo, en boca de gol, no reaccionó a tiempo para despejar el rechazo de Edgar Badia. Mata estuvo más listo y rápido. Cometió penalti sobre el exfranjiverde Ángel en el 84’, que convirtió en el 1-3. Pese a todo, incuestionable en la entrega.

Diego González: Fue la gran novedad en el once inicial, después de cuatro jornadas ausente. Intentó mejorar la salida desde atrás, sin éxito. Se le notó fuera de forma y volvió a caer lesionado, en la parte posterior del muslo izquierdo. Pidió el cambio y Dani Calvo entró en su lugar.

Josema: Descuidó el costado izquierdo en el centro del primer gol. Almirón prefirió colocar a Fidel como interior para dejarle la banda, aunque por su condición de central y su envergadura no es una solución de futuro para esa posición.

Marcone: Fue expulsado en el minuto 52 por doble cartulina amarilla. La primera, por un derribo a Cucurella; y la segunda, por una entrada abajo a Aleñá. No está en forma y se le nota porque no llega a las coberturas ni a las bandas, restringiendo su zona de actuación a un radio muy limitado.

Raúl Guti: Muy buena llegada en la jugada del 1-0, que parecía dibujar un partido en otro escenario. A partir de ahí, se encorsetó en un papel habitual en el centro del campo donde le tocó correr bastante sin balón. Se sigue echando en falta en él mejor conducción o último pase para poder llegar mejor arriba.

Fidel Chaves: Repitió como interior izquierdo y fue el mejor del Elche hasta que se lesionó. Tiene personalidad y calidad para asumir la responsabilidad del balón, sin arrugarse. Su lesión en la zona del isquiotibial le dejará fuera del partido de Copa y probablemente tampoco llegue a la final del martes ante el Real Valladolid.

Rigoni: No termina de encontrar su sitio en el equipo, por más que Almirón le dé oportunidades y le mueva por las cuatro posiciones de la segunda línea del centro del campo. Gris durante todo el encuentro. Continúa muy lejos de lo que se esperaba por su trayectoria.

Lucas Boyé: Se lesionó en el primer minuto de partido, en un lanzamiento desde la frontal en el que se dolió del pie derecho. Aguantó diez minutos más, pero fue un querer y no poder.

Almirón: Regresó a la línea de tres centrales, con Josan y Josema en los carriles. Dio toda la banda al defensa murciano y prefirió centrar a Fidel como interior. Mantuvo a Boyé diez minutos en el campo cuando estaba lesionado. Con la expulsión de Marcone y la lesión de Fidel, tardó varios minutos en maniobrar desde el banquillo, quedando el equipo varios minutos con nueve mientras se decidía por Mfulu. Tuvo que aprovechar la última ventana de sustituciones para intentar oxigenar al equipo con la entrada de Víctor, Nino y Dani Calvo, que suplió al lesionado Diego González. El equipo sigue aferrado a su idea de jugar desde atrás, pero es incapaz de dominar los partidos y llegar con soltura al área rival.

Los cambios de Almirón

Pere Milla: Tuvo dos oportunidades clarísimas en la primera parte para llegar al descanso con ventaja. En la primera, solo de cabeza, fue estorbado por Barragán. En la segunda, a placer ante Rubén Yáñez, se le hizo la portería pequeña y permitió la parada de mérito del portero del Getafe.

Mfulu: Salió para sustituir a Iván Marcone, pero apenas aportó cosas.

Nino: Le puso voluntad y ganas. Recibió varias faltas y en un pisotón a Djene, se llevó la amarilla.

Víctor: No tuvo protagonismo a pesar de los minutos que dispuso, con el equipo en inferioridad y el marcador en contra.

Dani Calvo: Sustituyó a Diego González, con una actuación aseada para el trabajo que tuvo y en el momento en el que entró.