SEGUNDA B

Los reyes de la Segunda B más caótica de la historia

Sin contar las decenas de partidos aplazados, ya se conocen los campeones de invierno de la primera fase. Cuando acabe la vuelta, comenzarán las rondas de ascenso.

Los reyes de la Segunda B más caótica de la historia
Unionistas

La Segunda División B ha llegado a la mitad de su primera fase o, al menos, a nivel de calendario. Todavía no se conocen los diez campeones de invierno, pero ya se pueden proclamar así, ante la incertidumbre de los partidos aplazados y la fecha de su disputa. La categoría de bronce vive el año más anómalo de su historia. El temporal ha forzado la suspensión de varios encuentros, como la COVID-19, que azota con más fuerza al fútbol no profesional por la escasez de medios. Para colmo, el formato es totalmente opuesto al de años atrás. Los clubes viven ahora una ronda previa. Cuando completen el ida y vuelta entrarán en una segunda oleada, en la que ya solo podrán optar a Segunda División, ascenso a Primera RFEF o descenso a Tercera. Tras la disputa de las nueve primeras jornadas, diez en caso de los subgrupos con once equipos, ya se puede mirar al horizonte y pensar en aquellos que darán el do de pecho para ser la próxima temporada tripulantes de la élite del fútbol español.

Grupo I: Unionistas es la gran revelación

Para sorpresa de todos, en un grupo con Racing de Ferrol, Pontevedra, Zamora o el todopoderoso Deportivo de la Coruña, lidera el Unionistas de Salamanca. El conjunto charro solo ha encajado tres goles, con un fútbol eficaz y un espíritu de bloque digno de mención. Es más, acumulan cinco partidos consecutivos ganando y sin recibir un solo tanto. A cinco puntos vienen por detrás el Depor y el Zamora, bloqueados de cara a portería. Compostela, Salamanca, Guijuelo y Pontevedra tienen todavía un partido pendiente. Precisamente los dos salmantinos, además del mencionado líder, sufren un importante bloqueo, pese a que se les consideraba incluso candidatos a entrar en el Top 3. Solo una buena segunda vuelta les permitirá librarse de la quema de Tercera y optar al soñado ascenso a Primera RFEF.

Consulta la clasificación del Subgrupo A.

El Subgrupo B sí responde algo más a las expectativas, con Burgos y Cultural Leonesa en lo alto de la tabla. El Numancia, aún con un partido pendiente, se conforma con la sexta plaza, pese a partir como uno de los grandes favoritos. El Langreo es residente de la tercera posición, aunque el filial del Valladolid y el mencionado equipo soriano le podrían adelantar si salen victoriosos de su duelo pendiente por aplazamientos. Covadonga y Sporting B, ambos en zona de peligro, también arrastran un partido suspendido en su día. Lo tendrán difícil, al igual que el Marino de Luanco, para salir del pozo. Los de arriba están muy igualados y su margen de error es ínfimo.

Consulta la clasificación del Subgrupo B.

Grupo II: filiales al poder

El Subgrupo A se rige por la ley de los filiales. La igualdad es máxima y el octavo está a solo cinco puntos de la zona de soñar con Segunda. Precisamente es uno de los grandes candidatos a priori a lograrlo: el Racing de Santander. Su temporada es mala, pero si gana el aplazado ante el Real Unión estará con los mejores. Cada punto, en esta nueva Segunda B, cuenta. Athletic B y Real Sociedad B lo saben bien. Queda por comprobar si los chavales de la cantera serán capaces de mantener la regularidad suficiente para pelear por el ascenso y mantener la primera y tercera posición que ocupan a día de hoy. Entre ellos se cuela el Amorebieta y por detrás les persiguen el Arenas Club, el mencionado Real Unión y otro 'B': el Alavés. Barakaldo, Leioa e, incluso, Portugalete tendrán complicado salir de abajo por los resultados generales. Al ser grupo de once, uno más (del cuarto al séptimo) aspirará a la Segunda B Pro o, ahora llamada, Primera RFEF.

Consulta la clasificación del Subgrupo A.

El auténtico caos impone el rumbo del Subgrupo B. Como ejemplo, el líder tras nueve jornadas es un equipo que solo ha marcado cinco goles: el Calahorra. Lo de las nueve jornadas es un decir. Solo dos equipos las han podido disputar: el Ebro y el Izarra. El resto tienen partidos pendientes. Tanto es así que el primero de la tabla podría quedarse empatado con la fase de ascenso a Primera RFEF si los resultados así acompañasen. Además, la diferencia entre el séptimo, Osasuna B, y el rey de la tabla es de solo seis puntos. Incluso los de abajo, si aprovechan sus aplazados, escalarían en la clasificación. Pese a que otros subgrupos ya revelan en pequeñas dosis el devenir del campeonato, este es una verdadera incógnita.

Consulta la clasificación del Subgrupo B.

Grupo III: ¿quién tose al Ibiza?

Catalanes y Valencianos pugnan por separado en el Grupo III. En el lado catalán, domina el Nàstic, uno de los elegidos para estar arriba. Además, suma ya veinte goles, en contraposición a la media de la competición, que apenas supera el tanto por noche. Barcelona B y L'Hospitalet también se han ganado el derecho a pelear por Segunda provisionalmente. Así es la Segunda B: un partido aplazado te puede mandar de la primera a la cuarta plaza. Que se lo digan al Andorra de Piqué, que está a dos puntos de la cabeza con un partido pendiente. Los problemas con el coronavirus no han impedido a los de Nacho Castro sacar brillantes resultados. Sin duda, habrá mucha competencia en un subgrupo en el que también están Llagostera, Lleida y Cornellà (verdugo copero del Atlético) en fase de Primera RFEF. Cierran la tabla Badalona, Espanyol B, Prat y Olot. Salvo el penúltimo, el resto tienen duelos pendientes.

Consulta la clasificación del Subgrupo A.

Al subgrupo valenciano se le unen la Peña Deportiva y el Ibiza. Pese a los largos desplazamientos semanales de estos, lo cierto es que parecen no afectarles. En especial, al Ibiza, mejor equipo de toda la categoría. No ha perdido ningún partido, solo ha encajado un gol, le saca diez puntos a la cuarta plaza y, encima, le ha metido un 5-2 al Celta de Vigo en Copa del Rey. A día de hoy, se antoja complicado que no sea uno de los cuatro que celebre el ascenso al fútbol profesional en unos meses. El proyecto es ambicioso, los resultados acompañan, pero la Segunda División es larga y traicionera. Hércules y Alcoyano, superviviente en Copa, acompañan en zona de ascenso. Los filiales del Villarreal y el Valencia son los perseguidores. Entre ellos se cuela el Orihuela. Pelearían por evitar el doble descenso Peña Deportiva, La Nucía, Levante B y el Atzeneta entrenado por David Albelda.

Consulta la clasificación del Subgrupo B.

Grupo IV: dos grandes líderes

A diferencia de otros subgrupos, el A del Grupo IV enseña diferencias en la parte alta y una gran igualdad abajo. El Marino, colista, está algo más descolgado con cinco puntos y, sobre todo, con veinte goles en contra. Pero entre el quinto y el noveno solo hay tres puntos de margen, si bien es cierto que Recre, Cádiz B, Balompédica Linense y Marbella cuentan con un partido menos. Precisamente este último era uno de los favoritos para subir a Segunda División B, con Granero y Callejón ya instalados tras llegar en el mercado de invierno de la temporada 2018-19. Por el momento, pugnarían por salvar los muebles y seguir en la Segunda RFEF. Desde luego, si no cambia la situación sería un duro golpe al proyecto. El Algeciras es líder con 20 puntos, seguido del Atlético Sanluqueño y el sorprendente Tamaraceite

Consulta la clasificación del Subgrupo A.

El UCAM Murcia está dando un golpe sobre la mesa en busca de un ascenso acorde a la ilusión que hay en la ciudad. Tras nueve jornadas, suma veinte puntos en un subgrupo en el que nadie tiene partidos pendientes. Pero el nivel es alto y Linares (17) y Córdoba (15) no lo van a poner fácil. Tampoco el Real Murcia, el otro gran proyecto de la Región, que vuela en la cuarta posición, aunque sigue algo irregular. Los filiales de Granada y Betis son los otros dos aspirantes a la Primera RFEF. Por abajo, El Ejido y el Sevilla Atlético están en la pelea. Yeclano y Lorca Deportiva están algo más descolgados. De hecho, el colista todavía no ha ganado ningún partido y solo ha sido capaz de marcar seis goles en nueve partidos.

Consulta la clasificación del Subgrupo B.

Grupo V: un 'megalíder' y dos colosos

El Subgrupo A es el único de toda la categoría que cuenta con una jornada menos. El temporal ha forzado la suspensión de la jornada íntegra y aún habrá que esperar para conocer al campeón de invierno. Este saldrá de dos titanes: el Sanse y el Rayo Majadahonda. Seis victorias, un empate y una derrota les avalan a ambos, No marcan demasiado, pero encajan poco y son certeros. Con siete de ventaja para con la cuarta plaza, pueden incluso tener una mala racha sin que haya consecuencia alguna en la tabla clasificatoria. El Navalcarnero aguanta como puede su tirón, con 13 puntos. El Castilla, el DUX Inter de Madrid y el Atlético Baleares le siguen de cerca aunque su rendimiento está por debajo de las expectativas. Por abajo, cierra la tabla Las Rozas, que vio marchar a Iván Helguera, empatado a puntos con el filial del Atlético de Madrid y a uno del del Getafe.

Consulta la clasificación del Subgrupo A.

Por su parte, el Subgrupo B presenta a uno de los mejores líderes de la categoría de bronce: el Badajoz. Tiene 22 puntos, la segunda mejor marca de los más de cien equipos. Solo ha empatado un partido y ha perdido otro, el derbi contra el Mérida. Tampoco están mal las cifras del Villanovense. En especial, los cuatro goles encajados tras la conclusión de la primera vuelta. Eso le vale para estar en la segunda plaza, seguido de Talavera, Extremadura y el propio Mérida, con un partido menos. Todo está parejo, hasta el punto que al antepenúltimo le separan solo tres puntos con el segundo. Será una gran traca final. Socuéllamos y Villarrobledo (también con un partido pendiente) sí están algo más descolgados.

Consulta la clasificación del Subgrupo B.


Así es el formato de Segunda B

Promoción a LaLiga SmartBank

Los tres primeros clasificados de cada subgrupo, es decir, un total de 30 equipos pasarán a una segunda fase para poder ascender a Segunda. Los subgrupos se unirán hasta formar cinco grupos (Los tres primeros del subgrupo A y los tres primeros del B del Grupo I se unirán en uno solo y así sucesivamente). Entre ellos jugarán seis partidos, ya que sólo se enfrentarán a doble partido (ida y vuelta) a los otros clubes con los que no se hayan enfrentado en la primera fase. Pasarán al playoff tradicional de ascenso a LaLiga SmartBank los tres primeros de cada grupo y el mejor cuarto.

Serán 16 equipos los que peleen por el ascenso a Segunda División. Los cuatro vencedores tendrán el premio del ascenso al fútbol profesional, pero los 12 restantes también tendrán el consuelo de que jugarán la Primera RFEF en la 2021-22, A esos doce equipos se les sumará los cuatro descendidos de Segunda y los 14 que no jugarón el playoff de ascenso. En total, serán 30 los ya clasificados, dejando sólo diez plazas libres.

Para el playoff de ascenso a Segunda División se repetirá el formato de esta temporada. A un partido y en sede única. Constará de dos eliminatorias en la que los encuentros se determinarán por sorteo. Se cruzarán a los que hayan obtenido mejor resultado con los que peor y evitando que se midan clubes del mismo grupo. En caso de empate en la prórroga no habrá penaltis, sino que pasará el mejor clasificado. Los cuatro vencedores suben a Segunda.

Promoción a la nueva Primera RFEF

Los cuartos, quintos y sextos, séptimos también en el caso de los grupos de 11, de cada subgrupo harán lo propio y se reordenarán en cinco grupos de seis equipos cada uno. Los equipos que participaron en el subgrupo A se enfrentarán, a doble vuelta, a los que participaron en el subgrupo B no pudiendo, en ningún caso, enfrentarse a los equipos que participaron en su mismo subgrupo de la Fase Regular. Los dos primeros clasificados de cada uno de los grupos ascenderá a la Primera RFEF. Los restantes jugarán en la Segunda RFEF.

Permanencia en Segunda RFEF y descenso a Tercera RFEF

Participarán los clubes clasificados del séptimo al último puesto de cada subgrupo de 10 equipos y los clasificados del octavo al último puesto de los subgrupos de 11 equipos. Los equipos que participaron en el subgrupo A se enfrentarán, a doble vuelta, a los que participaron en el subgrupo B no pudiendo, en ningún caso, enfrentarse a los equipos que participaron en su mismo subgrupo de la Fase Regular. Se configura, por tanto, en un total de 8 jornadas.

Los clasificados en los puestos del cuarto al octavo de cada grupo, además del clasificado en el tercer puesto con peor coeficiente de entre todos los grupos, descenderán a la Tercera División RFEF.-RUBY ARÉS.