RAYO VALLECANO

El rayismo lo ha vuelto a hacer: se moviliza para limpiar las calles

Numerosos aficionados franjirrojos y vecinos de Vallecas se han unido este domingo a la iniciativa de Bukaneros para salir a despejar de nieve varios puntos importantes del barrio.

Aficionados del Rayo y vecinos de Vallecas quitan la nieve del barrio.
@VKseDefiende

La afición del Rayo lo ha vuelto a hacer. Ha demostrado una vez más que a solidaridad no le gana nadie. Numerosos seguidores franjirrojos y vecinos de Vallecas se han unido, este domingo por la mañana, a la iniciativa de Bukaneros —secundada también por la Plataforma ADRV— para salir a despejar de nieve diferentes caminos y puntos estratégicos del barrio. Todo aquel que quisiera ayudar debía acudir, a las 10:00 horas, a la puerta del fondo del Estadio.

Allí fue llegando gente con palas y otro tipo de utensilios que sirvieran para poder hacer transitable Vallecas. Se despejaron los accesos a varios centros de salud, como los de Peña Gorbea, Puente de Vallecas, Buenos Aires, Numancia, Alcalá de Guadaira y Vicente Soldevilla, el centro de mayores Casa del Bulevar, el centro de rehabilitación de lesionados medulares José Rodríguez García, los pisos tutelados para personas mayores Baltasar Santos y el centro de servicios sociales San Diego.

Abrazando su lema de 'Sólo el pueblo salva al pueblo', también despejaron las entradas a diferentes portales, garajes y pequeños comercios (mercados, farmacias...). Un rotundo éxito de participación que no ha hecho más que corroborar el carácter solidario del rayismo y los vallecanos, quienes recogieron casi 11.000 kilos de alimentos para las familias más desfavorecidas del barrio justo antes de las navidades y en la primera ola de la pandemia aprovisionó a los hospitales de Vallecas de material.

Así vivieron los rayistas el paso de 'Filomena'

El Rayo colgó diferentes stories en su cuenta oficial de Instagram para desvelar cómo estaban viviendo los jugadores el paso del temporal 'Filomena'. Advíncula aprovechó para hacer un muñeco de nieve que lucía una bufanda del equipo, "con flow", como él mismo ponía. Mientras, Catena recogía la nieve en un cubo con el que aprovechaba para hacer ejercicio. "Hay que adaptarse a las circunstancias", decía. También se veía a Luca corriendo, hundiéndose casi hasta la rodilla, en un manto blanco. "Training", rezaba. Para terminar, el presidente franjirrojo, Raúl Martín Presa, con pala en mano, aparecía ayudando a dos operarias a despejar una de las calles de Madrid. "Vaya cumpleaños, presi. Felicidades y dale duro a la pala!", le escribían.