INTERNACIONAL

El plan frustrado para secuestrar a Eusebio antes del Mundial 66

A Bola ha recogido una vieja historia que documenta y que explica un hecho que pudo evitar que La Perla Negra se exhibiera en aquella cita.

Eusebio, durante el Mundial de 1966.

Eusebio fue durante muchas décadas el mayor exponente del fútbol portugués. Su único Balón de Oro, hasta la aparición de Cristiano. Futre se había quedado a las puertas. Ganó el trofeo en 1965, pero fue en el Mundial del 66 donde dejó el mayor recuerdo en las retinas de los seguidores del fútbol. Portugal terminó tercera gracias, en mucha culpa, a su buen hacer durante la cita. Pero el diario A Bola ha recogido una vieja historia que documenta y que explica un hecho que pudo evitar que La Perla Negra se exhibiera en aquella cita. Se explica que se había diseñado un plan para secuestrarlo, algo que finalmente se vio frustrado.

Así, A Bola cuenta que los movimientos independentistas de las colonias portuguesas habían coordinado un plan para capturar a la estrella del momento. "Para que la lucha por la independencia de las colonias lograra una cobertura mediática mundial se ideó un plan para secuestrar a Eusebio antes del Mundial del 66. Por precaución no fue orquestado en Lisboa, se diseñó entre Argel y El Cairo. Pero se abortó por poco, solo porque, en el último momento falló la colaboración del comando responsable, que, en algún lugar de Europa, fue interceptado por agentes del gobierno", explicó a A Bola en su momento Marcel de Almeida, quien llegó a ser vicepresidente del Benfica y por entonces enrolado en aquellos movimientos independentistas clandestinos, aunque no participante en aquellos planes. De Almeida los conoció a posteriori. Eusebio se convirtió en la gran estrella del Mundial que ganó Inglaterra. Llevó a Portugal al tercer puesto marcando 9 goles y terminando como máximo artillero del torneo. Formó parte del once ideal. Afortunadamente, la ya fallecida leyenda portuguesa regateó aquel suceso que se planeaba contra él.