REAL VALLADOLID

Sergio, con los pies en el suelo: "Hay que buscar el equilibrio"

El entrenador del Real Valladolid pide el máximo respeto para el Valencia, deja caer podría repetir once y valora el rival copero: Peña Sport de Santa Eulalia.

Sergio, con los pies en el suelo: "Hay que buscar el equilibrio"
Photogenic/Miguel Ángel Santos

El entrenador del Real Valladolid, Sergio González, se mostró "Para mí el Valencia es muy buen equipo, tiene particularidades muy parecidas a las nuestras, una propuesta, una forma de jugar y unos guarimos muy parecidos a los nuestros en cuanto a la presión, transiciones, centros laterales, creo que tienen un gran entrenador, tengo una buena relación con él, y es un equipo que está dormido, en cualquier momento va a despertar y esperemos que no sea aquí. Tiene futbolistas para mí extraordinarios: Gayá, Soler o Maxi. Tienen muchos argumentos y nos propondrá un partido muy difícil", explicó que esas expresiones como es el momento (de ganar al Valencia) "me da la sensación como que se dice que va a ser relativamente sencillo. Ante el Barça todos dábamos a entender que si hay un momento para ganarle era ese... sería equivocarnos. El Valencia, por su trayectoria hasta hoy y no lleva los puntos que debería llevar, es muy difícil, que tiene unas formas muy importantes, que tiene recursos por dentro, por fuera, profundidad con Cherychev, Correira, Gayá, los dos centrales, Carlos Soler, Wass, Maxi, Lee... no me gusta eso de que es el momento. Es un gran equipo y va a ser muy complicado" y terminó "tenemos el máximo respeto al rival que viene enfrente, sabemos las muchas virtudes que tiene, pese a los puntos y el puesto que ocupa en la tabla".

Después de la victoria ante el Getafe no se intuyen muchos cambios ya que "nosotros trabajamos con esa máxima de lo que funciona no se toca. Yo creo que, a priori, debe haber pocas novedades en el once porque el otro día los que salieron de inicio lo hicieron muy bien y los que entraron desde el banquillo también. Podemos repetir el once" y reconoció que deben tener los pies en el suelo: "Los futbolistas, nosotros, vosotros hemos vivido el inicio no tan bueno que tuvimos, malo, y poco a poco se han rebelado, han sacado la cabeza y se dan cuenta de que hemos dado un paso importante, pero queda mucho por hacer. Ni el día del Cádiz el equipo ya no tenía nada que hacer, cuestión equivocada, ni después del otro día, del buen partido que hicimos (en Getafe) estamos ya salvados. Hay que buscar el equilibrio, ni en los menos bueno, ni en lo más acertado. Yo veo al equipo en una buena dinámica".

Sergio González y su cuerpo técnico también tienen en cuenta las circunstancias meteorológicas y explicó que "da la sensación que Filomena en este momento está cerca de nosotros, creo que va a hacer muchísimo frío, pero creo que no va a haber nieve. Es verdad que en este proceso te hace modificar el entrenamiento de hoy y de mañana, pero son condiciones del fútbol y nos tenemos que adaptar a ello. Ojalá el campo esté en las condiciones mínimas para jugar al fútbol" y repasó el parte de bajas: "Tenemos las bajas de Janko, de Carnero y Marcos André, que ayer se operó. Joaquín y Orellana están con el grupo ya" y explicó la posición de Kike y sus entradas a la espalda ante el Getafe: "El cambio de 4-4-2 al 4-1-4-1 atendía a que si el punta fijaba al central de ese lado y nuestro banda atraía a su lateral había un espacio para atacar con un interior y así lo trabajamos. Cuando su lateral estuviera elevado, pues nuestro interior aparecía ahí. Es una alternativa y supimos sacarle provecho".

También aprovechó el técnico para dar sus primeras impresiones sobre el rival de Copa, Peña Deportiva de Ibiza, del que dijo: "Hemos visto que recibe pocos goles en casa, con campo de césped artificial, seguimos viendo lo que es la esencia de la copa del Rey. Creo que será una eliminatoria difícil, tampoco me ha dado tiempo a mirar todavía su forma de jugar. Sé que ha pasado contra el Sabadell y nosotros iremos con la intención de pasar ronda" y explicó que "no creo que hayamos tenido suerte, al final no sabes donde puede saltar la sorpresa. Hay que adaptarse a las condiciones del campo, medir tus sensaciones. Sabemos que somos superiores y deberíamos pasar, pero si vamos con esa idea y no corremos, no trabajamos, no proponemos un partido importante...".