LEGANÉS

Fogonazos de cantera en el Leganés

Ante el Socuéllamos, Martí dio oportunidades a Rubio (90’) e hizo debutar a Cassio (24’). Avilés jugó toda la segunda parte y dejó muestras de estar recuperado.

Fogonazos de cantera en el Leganés
PEDRO AGRELO DIARIO AS

La cantera del Leganés ya asoma en el proyecto de José Luis Martí. Ayer, ante el Socuéllamos, el técnico mallorquín tiró de los chavales para solventar el duelo ante los manchegos. Javi Rubio y Cassio, ambos futbolistas del B, jugaron. El primero, de titular y todo el partido. El segundo, desde el banquillo y 24’. Presencia llamativa, sólo el primero, Rubio, había tenido ocasión de disputar algún minuto. Fue ante el Lugo, en la segunda jornada, y por la lesión de Silva. Desde entonces, ningún chico del filial había tenido oportunidad de volver a jugar.

Pero es que en este Leganés de plantilla amplia y calidad abundante, jugar ya resulta una entelequia para los propios miembros del primer equipo. Si a ello se le une que Martí no es un técnico que tire mucho de rotaciones, el resultado es que las ventanas de oportunidades para lucirse siendo canterano son escasas. Muy escasas.

Un filial imparable

Y todo pese a que el rendimiento del filial blanquiazul está siendo excelso. El equipo dirigido por Carlos Martínez, leyenda pepinera, son líderes Grupo VII-B de Tercera División y eso que llevan un partido menos. El 20 de diciembre deberían haber competido contra El Álamo, pero un positivo en el cuerpo técnico obligó a aplazar el duelo, que se disputará la semana que viene, el miércoles 13. Los pepinillos le sacan dos puntos al segundo clasificado, el Alcorcón B, y todavía no han perdido ninguno de los ocho duelos disputados: seis victorias, dos empates. Pese a ello, la alta competencia y el salto de categoría juegan en contra de los chicos.

Rubio y Cassio, destacados

Con todo, poco a poco se ven fogonazos de esperanza que apuntan a las categorías inferiores. Además del partido de ayer, Rubio es un habitual de los entrenamientos del primer equipo. Lateral fichado desde el Rayo Vallecano en pretemporada, suma nueve convocatorias entre Liga y Copa. Los problemas por lesión en el costado diestro y la reconversión de Palencia a extremo ha permitido que el chico goce de un espacio que, además, se ha ganado con su rendimiento tanto en el día a día, como en el filial.

Alguna vez ha emergido en esas sesiones con los mayores Cassio Junior, otro jugador fichado el pasado verano y al que en Butarque ven como uno de los jugadores de más calidad del filial. Y todo pese a que este brasileño ex del Sao Paulo sólo tiene 21 añitos. Da igual. Su adaptación al fútbol español y la tercera ha sido excelsa y de alto compromiso. Bien como medio centro, su posición habitual, o incluso de central por exigencias del guión (en Pinto ocupó ese puesto por la lesión de Iván, el capi del B), Cassio ha respondido. E incluso ha marcado un gol.

Ya ante el Ourense se estrenó en una convocatoria, aunque sin jugar. Ayer, en Copa, en Socuéllamos, salió en el 66’ y le dio tiempo a asentar el centro del campo de un Lega que, en esos momentos, veía como el rival gozaba de más posesión.

Retorno de Avilés

A estas dos buenas noticias para la cantera del Leganés hay que sumar el retorno con protagonismo de Javier Avilés, también canterano aunque ya con ficha del primer equipo que, en la segunda parte (suplió a Dani Ojeda) dejó muestras de sus virtudes: desborde, centro y velocidad. Tanto es así, que incluso forzó una amarilla. Tocado por una lesión de tobillo y de hombro, solo había jugar unos minutos ante el Ourense en Copa desde el 29 de octubre.