REAL MADRID

Vinicius empieza de cero

Los minutos de juego del brasileño han reducido drásticamente en los últimos partidos. La buena racha de Asensio y la recuperación de Hazard complican su situación.

Vinicius empieza de cero

Vincius Junior ha vivido algunos altibajos desde que llegó al Real Madrid. El brasileño ha intercalado grandes momentos con rachas negativas, especialmente en lo que participación se refiere. En el último mes ha pasado de ser un fijo en el once de Zidane a un jugador de menos de diez minutos por partido. Un cambio de tendencia que frena la evolución en el juego que atravesaba.

Sumando los minutos disputados ante Sevilla, Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao, 'Vini' estuvo 232 sobre el césped. Sin embargo, tras perderse la visita al Eibar por una gastroenteritis, no ha sido capaz de ganarse el puesto. En los últimos tres encuentros (Granada, Elche y Celta) sólo ha gozado de 21. Ni siquiera la lesión de su amigo Rodrygo le ha permitido entrar en los planes de Zidane, que ha preferido optar por otras alternativas.

Las peor noticia para Vinicius es que en su posición habitual como extremo izquierdo hay overbooking. Marco Asensio, cada vez más cerca de su mejor nivel, el que mostró antes de la grave lesión de rodilla, es hoy el titular de Zizou. Un gol y dos asistencias en los últimos tres partidos lo avalan. Pero a esto hay que sumarle que Eden Hazard se ha recuperado de la lesión que le ha mantenido cinco partidos lejos de los terrenos de juego. El belga, aunque no acaba de encontrarse, sigue gozando del beneplácito del entrenador y su jerarquía lo coloca por delante de Vinicius.

La opción de que pueda tener más presencia es utilizarlo en la banda derecha, pero Zidane sólo lo ha requerido en caso de necesidad y no ha sido capaz de rendir a la misma altura. Además, ese costado también tiene dueño con Lucas Vázquez, uno de los mejores jugadores del equipo en el último mes. También que Asensio, acostumbrado a hacerlo, juegue a pierna cambiada y le abra un hueco en la izquierda.

Vinicius, muy tranquilo

A pesar de todo, Vinicius no pierde la paciencia. El brasileño es consciente de que su momento volverá, como ya ha pasado en otras ocasiones. Esta temporada, el balance sigue siendo muy positivo: ha jugado 21 partidos, diez de ellos como titular. Entre ellos, el derbi o el duelo clave de Champions contra el Borussia Mönchengladbach.

Cada día está más asentado en el equipo y con más confianza, por lo que no se desespera. Ante que él, Asensio y Lucas vivieron una situación similar y ahora están recogiendo los frutos. Por eso, su receta seguirá siendo la misma: trabajar con ganas en los entrenamientos e intentar aprovechar (otra vez) su momento.