GRANADA-VALENCIA

Aprobados y suspensos: Jason y Guedes expulsan al Valencia

Los errores de Mangala y Gameiro en el 1-1 y las expulsiones de Jason y Guedes echaron al traste el esfuerzo del Valencia por puntuar en Los Cármenes.

Aprobados y suspensos: Jason y Guedes expulsan al Valencia
Parker DIARIO AS

El VAR permitió que el Valencia despertara en Granada aún con empate a cero y sus errores individuales le hicieron regresar de Los Cármenes tiritando. Los de Gracia se quedan en el pozo de la clasificación, con los mismos puntos (15) que el Real Valladolid, equipo que inaugura la zona de descenso. Ello tras un partido en el que Gameiro adelantó a los blanquinegros y en el que los de Gracia tuvieron sus momentos para ponerse incluso 0-2. Pero sendos goles en la recta final de cada una de las partes, le dieron la victoria al Granada, un equipo que no ganaba al Valencia en Liga desde hacía 42 años.

Así jugaron los blanquinegros

Jaume: Hizo la estatua en los dos goles, tampoco es que pudiera hacer más en ellos, y el VAR restó transcendencia a su error de cálculo y falta de contundencia en el gol anulado a Kennedy.

Wass: Otro partido para no poner en duda su implicación. Solo hay que ver su empuje a la desesperada en la recta final, aunque

Mangala: Sin contundencia en los despejes y dejando varias veces segundas jugadas al ataque del Granada. Su falta a Soldado en la recta final de la primera parte fue tan innecesaria como inocente y transcendente.

Diakhaby: Alternó acciones acertadas con sus habituales inseguridades. Ató en corto a Luis Suárez, salvo en una acción que el delantero le dejó en evidencia.

Gayà: Menos participativo en ataque que de costumbre, seguramente por el estilo vertical por el que abogó Gracia en Granada.

Jason: Sus dos amarillas le retrataron. Una por protestar la nada, otra por soltar la pierna a sabiendas de que ya estaba amonestada. En su juego puso más voluntad que talento y sus decisiones fueron siempre precipitadas cuando no erróneas.

Esquerdo: Le falta empaque para llevar la manija del centro del campo del Valencia, aunque si la tiene que llevar no es culpa suya. Su partido fue de jugador cumplidor, liberando a Carlos Soler en labores defensivas y sin cometer errores de gravedad.

Carlos Soler: Actitud mayúscula. Sus cabalgadas desde el centro del campo, con las que rompía líneas, generaron constante peligro al Granada. Acabó desfondado.

Cheryshev: Siempre deja detalles, como la asistencia en el gol de Gameiro, aunque a su relevancia en los partidos le falta constancia.

Guedes: Por bocazas dejó al Valencia con nueve. Su influencia se limitó a un pase sutil a Cheryshev en el gol de Gameiro e incluso en esa acción quiso hacer la guerra por su cuenta.

Gameiro: Rompió una sequía de cinco meses sin ver puerta. Su mal es que lo hizo en las dos porterías. Pese al autogol, su titularidad fue un acierto de Gracia.

Manu Vallejo: De nuevo, efecto revulsivo. Forzó la expulsión del Granada, con la que al menos equilibró un poco las fuerzas y su velocidad llevó incluso a pensar que el Valencia podía lograr el 1-2 antes que el Granada el 2-1.

Yunus Musah: Tras las expulsiones de Jason y Guedes, Gracia apostó por su frescura para tratar de que se multiplicase en el campo. Generó tres contragolpes, pero le faltó último pase.

Koba: Salió en la recta final para tomar el relevo de un desfondado Esquerdo.