REAL MADRID 0-1 ATLÉTICO

El Atlético revive en el derbi

El equipo rojiblanco mató el partido en cinco minutos, tras un tempranero gol de Van Dongen. Las de Dani González fueron superiores a un perdido Real Madrid.

El derbi fue una cuestión de actitud. De ese coraje y corazón que lleva grabado el Atlético en su piel. Las rojiblancas salieron al encuentro con una marcha más que el Real Madrid, con las revoluciones por las nubes. Fue de inicio un recital físico y psicológico, que sorprendió a las blancas. Toda una clase magistral de Dani González, que supo levantar el ánimo de un equipo que llegaba tocado en Liga, tras perder 0-1 con el Madrid CFF. 

El técnico madrileño demostró haber estudiado bien la partida, en la que con pocos movimientos hizo jaque al rey. "Que no piensen", decía Dani González desde el banquillo colchonero. Y lo cierto es que las suyas destruyeron cualquier idea del Real Madrid en apenas varios minutos. Un tempranero gol de Van Dongen anuló a las blancas y tiñó el primer derbi de rojiblanco.

Estaban las piernas aún frías, en una mañana nublada y con bajas temperaturas en Valdebebas. Pero el Atlético estaba de inicio muy acalorado, con mucho más en juego que el honor (si perdía se alejaba de la zona de Champions). La pasión y necesidad rojiblancas se encontró con un gol en el minuto 5 y lo hizo en una jugada de estrategia.

Deyna Castellanos, que hace apenas un año dijo no al Real Madrid en un culebrón del que aún presumen algunos rojiblancos, puso un balón colgado con precisión al área madridista. Allí le esperaba Aleixandri, que erró en su remate, y Van Dongen, que mandó el balón a la red en una explosión de sensaciones que iba del campo al banquillo colchonero.

Se perdió el Real Madrid tras el gol. Las imprecisiones se apoderaron del equipo madridista, que se mostró desconocido, sin mordida y apenas ocasiones en el primer tiempo. El peligro local quedó resumido en una llegada al área de Jakobsson en la que las blancas reclamaron mano, que parecía no ser, de Leicy Santos. Las ideas se congelaron tras el jarro de agua fría que seguro que también sintió Florentino Pérez desde la grada. El presidente blanco se sentó por primera vez en el palco femenino con mala suerte.

Las suyas no supieron hacer frente a un Atlético arrollador, que pudo ampliar el marcador con varias internadas de sumo peligro en los primeros tiempos. El cuadro rojiblanco dominó casi todos los duelos individuales, las ocasiones y el juego de la primera parte, en la que no dio ni un balón por perdido. Su intensidad fue envidiable y quedó lejos de la que mostró su rival.

Insuficiente reacción del Real Madrid en la segunda parte

El Real Madrid dio un paso al frente en la segunda parte. Las de Aznar empezaron a asomar en el área rojiblanca. Asllani y Jakobsson y los cambios, uno de ellos obligado de Teresa Abelleira por una lesionada Marta Corredera, dieron más aire a las locales. Pero, este impulso sólo valió para igualar las fuerzas.

Quedó un bonito espectáculo sobre el verde, donde la emoción se mantuvo hasta el final. Una mano de Misa salvó el encuentro a falta de media hora. Su intervención hizo aún más grande a esta cita histórica, que acabó con susto después de que Leicy evitara el empate al sacar un balón sobre la línea de gol en el descuento. La colombiana cerró así su gran partido.

El Atlético escribe la primera página de la historia de este derbi con grandeza, pese a que no se puede desquitar de la polémica por la actuación arbitral. Las blancas reclamaron mano en el gol de Van Dongen y en una jugada en el área rojiblanca. En el lado contrario, también se reclamó una expulsión de Peter por derribar a Ludmila en una jugada a contragolpe del Atleti.

Pero, la victoria no sólo hizo historia, sino que deja un presente más igualado en la clasificación de Primera. Y es que el cuadro colchonero recorta distancias quedando a un punto del Real Madrid. Las blancas se ponen terceras, dentro de la zona de Champions, a la que aspira con volver el Atlético. Ambos equipos seguirán peleando por su objetivo europeo en una rivalidad femenina que arranca de manera espectacular. Madrid disfrutó de su derbi, el primero de esta categoría, y espera ya con ganas el siguiente. La hinchada atlética quiere más y la madridista su revancha...