INGLATERRA

Wenger y su revolución dietética: "Masticar para ganar"

El entrenador francés cambió la manera de jugar pero también cada detalle que rodeaba la vida cotidiana de los futbolistas según explica David Seaman.

0
Wenger y su revolución dietética: "Masticar para ganar"
JESUS SANCHO DIARIO AS

Arsène Wenger causó una revolución en su llegada al Arsenal. El entrenador alsaciano llegó a Londres en 1996 después de pasar por el fútbol francés (Cannes, Nancy y Mónaco) y por el nipón, donde dirigió tres campañas al Nagoya Grampus.

El francés estudió el juego de manera obsesiva pero, también todos los detalles adyacentes que podían marcar la diferencia en una época donde todo era algo más rudimentario y cotidiano.

En una entrevista con The Sun, David Seaman, exportero y leyenda de los gunners, explica como fue su llegada y hasta donde llegaba la obsesión por el detalle. "Cuando Arsène llegó al club empezamos a jugar de una manera totalmente diferente. No solo jugar, también los entrenamientos... Todo cambió. Nos explicó hasta como teníamos que comer. Nos decía que había que 'masticar para ganar' y quería que masticáramos la comida más veces. Era el mejor, brillante", sentenció. Ray Parlour, también leyenda del Arsenal, explicó más sobre el método. "Cuando estás hambriento lo devoras todo y cuesta más digerirlo. Los chicos se obligaban los unos a los otros a masticar más", añade.

Esta técnica de tratar de masticar más despacio para ingerir los alimentos es recomendable por cualquier nutricionista pero saltó a la fama gracias a que la cantante Madonna o la actriz Gwyneth Paltrow la llevaron al extremo con la dieta macrobiótica en la que tenían que masticar hasta cincuenta veces cada bocado. 

Una técnica que no le quitó a los chicos de Wenger el hambre de títulos. Con el de Alsacia al mando, el Arsenal vivió una de sus mejores épocas conquistando tres Premier League, una de ellas invictos, siete FA Cup y siete Community Shield.