CHAMPIONS LEAGUE | EL RIVAL DEL SEVILLA

Análisis del Borussia Dortmund, rival del Sevilla en Champions

Se antojaba como el rival más sencillo de todos los primeros de grupo. Su fragilidad atrás es evidente y ha despedido a Favre. El gol de Haaland resulta su principal activo.

Era el mejor rival posible y cayó en suerte. La condición de primero de grupo del Borussia Dortmund no debe llevar a equívocos. Tuvo fortuna al coincidir con Lazio, Brujas y Zenit y tramitó su superioridad sin grandes dispendios futbolísticos. Peor le van las cosas en la Bundesliga, fuera de posiciones Champions y envuelto en una dinámica muy preocupante. La crisis de resultados y de juego se ha llevado por delante a Favre, que nunca ha terminado de dar con la tecla. Removió el sistema y el once, pero no encontró ese punto de fiabilidad que le permitiera competir en cualquier escenario. Su sustituto es Edin Terzic, segundo entrenador hasta ahora, con el propósito de seguir los pasos de Flick en el Bayern.

La bipolaridad constituye su principal seña de identidad. Es un equipo desigual, capaz de lo mejor y lo peor, volcánico en fase ofensiva y transparente muchas veces sin balón. Resulta la consecuencia lógica de la juventud de su plantilla. La apuesta clara de la dirección deportiva, liderada por Michael Zorc, por encontrar el talento precoz fija una política encaminada a la revalorización permanente de muchos jugadores. El siguiente reto del Dortmund es conseguir que se queden más tiempo.

La reciente derrota contra el Stuttgart en la Bundesliga sintetiza sus problemas defensivos. Es muy vulnerable atrás, quebrado por su línea adelantada. El intento de presión alta no siempre funciona y desequilibra su armazón. El cambio de dibujo a tres centrales y carrileros es una tentativa baldía de no quedar tan desnudo en las transiciones del rival. Es un problema de esquema y jugadores. Hummels ya no es el que era, el recién recuperado Zagadou no termina de cumplir las previsiones que rodeaban su figura y Akanji carece de regularidad. La polivalencia de Emre Çan tampoco custodia el espinazo defensivo.

En ataque es otro equipo, difícil de descifrar por sus imponentes cualidades, que juega a gran velocidad y con profundidad tanto por dentro como por fuera. Jadon Sancho, venido a menos esta campaña, encabeza una colección de jugadores desequilibrantes como Reus, Thorgan Hazard o Brandt, o los más jóvenes Bellingham y Reyna, en un gran estado de forma ahora. Haaland es la aceleración, la inteligencia en el desmarque, el sentido de la asociación y, sobre todo, el gol. Su estatura física puede llevar a equívoco en la definición de las cualidades de un delantero que maneja registros muy distintos. A Haaland lo fía todo el Borussia Dortmund.

Estrella: Haaland (20 años)