REAL MADRID

Mbappé-Haaland: ¿quién debe ser la prioridad del Real Madrid?

Kylian Mbappé y Erling Haaland son los dos grandes sueños del Real Madrid para el futuro. Pero, ¿quién debe ser prioridad ahora mismo para el club?

Mbappé-Haaland: ¿quién debe ser la prioridad del Real Madrid?

Kylian Mbappé y Erling Haaland son dos de los futbolistas más en forma del panorama futbolístico actual. Por condiciones deportivas, de edad y de poder mediático, son, además, dos jugadores cada vez más similares que se han convertido en dos de las grandes joyas del futuro por la que batallan en el mercado algunas de las máximas potencias del fútbol europeo y mundial. Entre ellas, el Real Madrid.

Mbappé y Haaland son los dos grandes objetivos del Real Madrid para el futuro. Dos fichajes que generarían ilusión en grandes dosis. Dos incorporaciones que mediáticamente podrían ser catalogados bajo el ya asumido término de 'galácticos'. Y, evidentemente, dos jugadores supondrían un golpe sobre la mesa del fútbol europeo gigante para los intereses del club blanco.

El Real Madrid tiene un plan, pero todo apunta a que económicamente obligará a dosificarse y su llegada no parece asequible en el mismo escenario económico. Por lo tanto, en el seno del estadio Santiago Bernabéu deberían elegir. Sin embargo, ¿cuál es mejor? ¿Cuál debería ser prioritario sobre el otro?

Jóvenes que han demostrado con creces triunfar en la élite.

La edad puede considerarse, en ocasiones, un hándicap. Por muy bueno que pueda parecer un jugador, por muy alto que sea su rendimiento, muchas veces ser jóvenes talentos presentan la doble barrera de lo positivo, por su estado de forma, pero también de lo negativo, toda una carrera por delante y el riesgo de minimizarse y acabar decepcionando. Sin embargo, su capacidad de determinar, de marcar la diferencia, son realidades ya aparentemente contrastadas en la élite, en competiciones de máxima exigencia. Así, se resta cualquier opción a la duda.

Son dos velocistas descomunales.

Se trata de dos auténticas balas. Dos jugadores que en carrera son capaces de marcharse de prácticamente cualquier rival. Más allá de sus cifras goleadoras, de lo que aportan de forma objetiva y numérica, sus respectivas zancadas son armas futbolísticas que sólo parecen dignas de auténticos privilegiados físicos del mundo del fútbol.

Ambos ven muy pocas amonestaciones.

Un apartado relevante. Por encima de su calidad, de su toma de decisiones, de su capacidad para definir partidos, son dos jugadores que suman porcentajes bajos de amonestaciones. Un argumento a favor de ambos, ya que permiten contar con ellos en un alto porcentaje de minutos y partidos.

Para 2021, ¿Mbappé o Haaland? Esa es la cuestión. Para intentar realizar una comparación, se presentan a continuación dos posibles escenarios sobre el césped: un estilo de juego directo y otro en el que la prioridad son aspectos más colectivos o de posesión.

PARA PARTIDOS DE FÚTBOL DIRECTO:

Haaland es más goleador que Mbappé.

Para partidos en los que el fútbol debe ser más directo, de más llegadas, o en un contexto de marcador adverso, las cifras de Haaland son superiores que las de Mbappé. Pero se trata de simple naturaleza deportiva y lógica. El noruego es delantero, mientras que el francés tiende más a la banda, a marcar la diferencia desde el exterior. Así, evidentemente, en un esquema de fútbol directo, Haaland debería ser la primera opción.

Mbappé dispara más a portería; Haaland tiene mayor puntería.

A nivel de creación de ocasiones de gol, Mbappé es más protagonista. Sin embargo, en términos de definición y olfato goleador, la balanza cae a favor de Haaland. El extremo francés es capaz de crear más peligro, más acciones individuales, pero el gol en este duelo tiene claramente un nombre: Erling Haaland. Si el contexto pide un jugador que asegure eficacia y puntería, el noruego.

Haaland gana muchos más duelos aéreos.

Es pura lógica. Los casi 2 metros de Haaland frente al 1'78 de Mbappé permiten que el atacante del Borussia Dortmund sea más peligroso en este escenario. De hecho, uno sería complemento del otro. El francés partiendo de un costado, realizando centros, y el noruego ganando duelos contra los defensas. Sin embargo, en una balanza de pura batalla aérea, no hay color.

Mbappé desborda más en carrera.

Pese a que ambos son jugadores muy rápidos, lo cierto es que Mbappé es más preciso con el balón en los pies. El jugador galo es capaz de aportar un mayor porcentaje de desbordes cuando se trata de realizar un contragolpe con posesión a favor. Haaland tiene una punta de velocidad altísima, pero sus estadísticas ofrecen más fiabilidad en carrera, intentando ganar espacios ante los rivales, sin balón. En este aspecto, con balón en los pies, Mbappé es capaz de realizar más desbordes ante los rivales.

PARA PARTIDOS DE CONTROL Y POSESIÓN:

Mbappé asiste más que Haaland.

Si Haaland es goleador, Mbappé gana en el apartado de las asistencias. Los datos del francés son superiores a la hora de asistir y crear ocasiones para el equipo. En este apartado queda clara la diferencia real de posiciones. Pese a que ambos firman grandes cifras goleadoras, es cierto que las diferentes posiciones sobre el terreno de juego marcan la diferencias en este aspecto. Si antes quedaba claro que Haaland es más goleador, sin duda, Mbappé es mejor asistente.

Mbappé da más pases que Haaland y asiste más.

En relación al punto anterior, Mbappé sí parece asociarse mejor a la hora de crear jugadas. Asiste más que Haaland, pero también da más pases. De nuevo entra en acción el rol diferente de cada uno. Es cierto que ambos son grandes goleadores, velocistas determinantes, pero la estrella del PSG tiende más a la asociación, a la creación de juego. Ya sea pasando el balón, asegurando un porcentaje elevado de acierto, o asistiendo, Kylian gana la batalla.

Mbappé centra más que Haaland.

Jugando de extremo, y no tanto de delantero, la estadística y escenario son claros. Kylian Mbappé aporta mucho más desde el juego exterior. Pese a que su tendencia siempre es la de finalizar y entrar en el área, lo cierto es que, además, tiene la capacidad de centrar balones, de crear ocasiones desde la banda. Es un goleador, pero también genera mucho peligro fuera del área.

Haaland recupera más balones que Mbappé.

A la hora de ganar duelos directos contra rivales sin balón y con el objetivo de recuperar posesión, la balanza se decanta a favor de Herling Haaland. Su físico imponente es un factor determinante. Precisamente, su altura, su enorme físico, es lo más sorprendente cuando se analizan sus velocidades sobre el terreno de juego. Su capacidad de arrancar en carrera, de coger velocidad, va contra cualquier lógica porque se esperan movimientos más lentos y menos dinámicos. Pero lo cierto es que a nivel de recuperaciones, no tiene rival y sabe usar con inteligencia sus facultades físicas para contribuir también en términos defensivos. Recupera más balones.