SEGUNDA B

Hugo Issa, dueño del Lorca Deportiva, estuvo con Maradona en el Mundial de México 86

El máximo dirigente del equipo fue defensa de aquel equipo y también ha sido agente de jugadores como los hermanos Milito, Verón o Agüero.

Maradona Hugo Issa Argentina Lorca Deportiva Segunda B
@HugoIssa

Con el reciente fallecimiento de Diego Armando Maradona, se han vuelto a revivir sus grandes logros en el mundo del fútbol, con el Mundial de México en 1986 como el gran hito en su carrera. Argentina se proclamó campeona con un Maradona estratosférico, que dejó dos tantos icónicos en la historia de este deporte como ‘la mano de Dios’ y la jugada en la que se marcha de medio combinado inglés para marcar a Shilton. Se dice que Maradona ganó ‘solo’ aquel Mundial, pero entre los presentes en la expedición albiceleste se encontraba el actual presidente y dueño del Lorca Deportiva, Hugo Issa.

Issa fue un defensor que llegó a disputar más de 300 encuentros en su país, sobre todo en Estudiantes de la Plata, antes de dar el salto a Europa, concretamente a Suiza, al Vevery United y al CS Chênois, para colgar allí las botas. Y uno de sus mejores recuerdos es haber formado parte de la generación argentina de Maradona, pues actualmente tiene 62 años, dos más de los que tenía ‘el Pelusa’.

Con la llegada del Mundial de México en 1986, Hugo Issa fue seleccionado inicialmente por Bilardo, dentro de un primer grupo de convocados. Sin embargo, de esa prelista de 30 futbolistas, finalmente el seleccionador realizó una criba de 22 jugadores, en la que Issa no pudo entrar. Sin embargo, los no convocados, que por tanto no pudieron disfrutar de ningún minuto, continuaron conviviendo con la expedición y acompañando al plantel, de manera que también hacen suyo el éxito.

Su experiencia con Maradona y con la selección campeona

Hugo Omar Issa fue uno de los privilegiados en poder disfrutar de Maradona a pocos metros e incluso jugar con él en el mismo equipo. “He jugado con él. He compartido parte de entrenamientos y partidos. Parte de una vida”, comentaba hace un año a Onda Regional de Murcia, y añadía: “Jugué contra él antes de llegar al Nápoles. Yo para Racing de Avellaneda y él para Argentinos Juniors, el club donde se formó”.

Por ejemplo, jugó un torneo en Calcuta (India), la Copa Nehru, que sirvió de preparación para el Mundial de México porque sólo habían disputado ocho encuentros con Bilardo. Una derrota ante China hizo que no llegaran a la final. A aquel torneo no asistió Maradona.

“Generacionalmente somos de la misma situación deportiva. Hablar de Maradona, para mí, y para los argentinos en general, es lo más grande que nos ha tocado ver. Y, sí, es muy buena persona. Luego cada uno en su vida privada tiene sus vaivenes. Ser el jugador número uno del mundo en un deporte tan popular como el fútbol no ha de ser muy fácil por la presión que uno tiene que vivir”, afirmaba a Cope Córdoba a comienzos de temporada.

Relación con la familia y pendiente de su situación

Semanas antes de la muerte de Maradona, a comienzos de noviembre, Issa fue entrevistado de nuevo por Onda Regional de Murcia a raíz de la operación a la que fue sometido ‘el Pelusa’ en el cerebro, y afirmó estar al tanto de su salud: “Tanto yo como mi hijo mantenemos relación con su familia y una de sus hijas. La situación es de extremo cuidado y de mucha delicadeza. Hay que tratar esto con mucho respecto, y que Diego mejore, que es lo importante. El resto, es esperar”.

Días después se conocería la tragedia, a lo que el dirigente del Lorca reaccionó en sus redes sociales con un emotivo mensaje: “Qué decir, qué hacer....Amo al fútbol, admiré y me emocioné con el más grande de todos los tiempos. Argentina de pie...Gianina, familia Maradona, mis más sinceros deseos de fortaleza en tan triste momento”.

Tanto Hugo Issa como su hijo mantienen una estrecha relación con una de sus hijas, Gianinna Maradona. Hasta el punto que cuando lanzaron un concurso para diseñar las camisetas de portero para esta temporada, la hija del legendario jugador puso en sus redes sociales su propuesta.

Su llegada, una bendición para el Lorca Deportiva

El exjugador argentino montó su propia empresa de representación, Sport Management, tras colgar las botas, haciéndose cargo de más de 120 jugadores, entre los que destacan los hermanos Milito cuando estaban en el Barcelona y en el Inter, Verón, el ‘Kun’ Agüero, o el excadista Lucas Lobos. Además, en 2016 se encargó de llevar el área deportiva del Atlético de Rafaela argentino, gestionando por ejemplo el fichaje de Axel Werner por el Atlético de Madrid.

Sin embargo, tras una búsqueda por Suiza, Bélgica o Portugal para invertir en un club europeo, fue en Oporto donde le comentaron la opción del Lorca, entidad por la que finalmente se decantó el pasado mes de diciembre de 2019. Entonces, estaba en Tercera División y arruinado. Los futbolistas llevaban cuatro meses sin cobrar, iban a entrenar y a jugar en sus propios coches, entrenaban con su propia ropa, y a pesar de todo estaban en la parte alta de la clasificación. Habían tenido ya esa campaña dos presidentes.

“El idioma y la madre patria tiran mucho para los argentinos. Nuestra primera prioridad es poner al día al plantel. Lo haremos antes de que finalice el año”, dijo en su presentación. Y así fue, se instaló con su familia en Lorca, puso al día a toda la plantilla, profesionalizó el club, y sobre todo, en mitad de una pandemia, logró el ascenso a Segunda División B.

Un club saneado, con proyectos de futuro, y también denunciado

“Le hemos dado un cambio de 180 grados al club y una profesionalización. 15 personas trabajan para el club y se dedican a que funcione cada día. Antes de que llegáramos se querían ir todos de aquí, hoy se quieren quedar y los jugadores quieren venir porque saben que no le debemos un euro a nadie”, explicaba a laactualidad.com.

“Debido al COVID-19 no es posible ahora, pero una de las patas de mi proyecto es la parte internacional. Traer jóvenes de distintos lugares del mundo a Lorca para que participen en campus o clínics, que conozcan la ciudad y consuman en Lorca”, añadía, además de desear un ascenso a Segunda a largo plazo. Y de momento para este año, en la plantilla ya hay cinco futbolistas argentinos.

Situado en la parte baja de la tabla y obligado incluso a cambiar de técnico, a Issa se le acumula el trabajo porque ha sido denunciado por el Atlético Pulpileño, su rival en la final por el ascenso, por delitos contra la seguridad de los trabajadores, desobediencia, lesiones y contra la salud pública. En la previa del encuentro no hubo casi ningún test, y tras el partido dos jugadores dieron positivo, algo que la RFEF decidió no sancionar. Tras una demanda y un recurso de apelación, de momento, Issa ya ha testificado.