NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

VILLARREAL - ELCHE

De Niño a Niño

El padre de Fer, delantero del Submarino, jugó en el Elche e hizo carrera en el Real Mallorca. El domingo vivirá un derbi especial, aunque "la familia es lo primero".

Actualizado a
De Niño a Niño
DIARIO AS

Fernando Niño (Rota, 1974) aterrizó en Elche en el mercado invernal de 2006. Llegó con la maleta repleta de éxitos, tras una gloriosa etapa en el Real Mallorca. Como bermellón, jugó la Champions, ganó una Copa del Rey y acarició un par de títulos más. Muchos pensaron que su aparición en el Martínez Valero suponía un retiro dorado en el que colgar sus desgastadas botas. Pero Niño sólo necesitó unos meses para meterse a su nueva afición en el bolsillo. El central gaditano, un hombre que años antes había sonado para reforzar a equipos de primer nivel, mostró su compromiso y experiencia desde el primer día. Lo que parecía una aventura se convirtió un bonito idilio como franjiverde que se prolongó durante dos temporadas y media. Al final, vistió la camiseta del Elche en 81 ocasiones y metió cinco goles.

Niño echó raíces en la ciudad de las palmeras. En Elche le pasó casi todo lo importante que rodea la vida de un futbolista. Conquistó la Copa del Rey con el Mallorca en el Martínez Valero (2003), se retiró en 2009 y vio nacer a su segunda hija, ilicitana de cuna. Además, siguió de cerca las primeras patadas al balón que daba un crío de seis años. Ese niño, ya un hombre, era Fer Niño (Mallorca, 2000), el delantero del Villarreal que intenta hacerse un hueco entre tiburones. Fer no se perdía un partido de su padre desde la tribuna del Martínez Valero. El mayor de los Niño tampoco lo hacía cuando jugaba el pequeño, que se pasó un par de años en el Club Deportivo Zafiro de la ciudad. El joven delantero, con una predilección especial por el equipo en el que jugaba su papá, tuvo que hacer las maletas y poner rumbo a Rota cuando su padre se retiró. "No fue fácil porque Fer quería quedarse en Elche. Tenía amigos y era feliz", comenta Fernando a AS.

El joven ariete siguió jugando en el Club Deportivo Rota hasta que el Cádiz le echó el lazo. Su paso por el Carranza duró tres años. El Villarreal, con ojos en todos los sitios, le reclutó con 15 años. "Contra todo pronóstico eligió el Villarreal, el sitio más lejos de casa. Tenía varias ofertas, pero Fer quiso comprobar de primera mano todas esas virtudes que ensalzan de la cantera del Villarreal", confirma el mayor de los Niño. Fer tuvo opciones para jugar en el Sevilla, Betis y Málaga, pero decidió cruzarse toda España para firmar por el Villarreal.

Fernando Niño y su hijo Fer juegan en el Martínez Valero, en la etapa del central en el Elche.
Ampliar
Fernando Niño y su hijo Fer juegan en el Martínez Valero, en la etapa del central en el Elche.DIARIO AS

Poco a poco, Fer fue dando pasos. No fue fácil consolidarse como una de las grandes promesas del Submarino porque una lesión en el cruzado le dejó casi un año en blanco, en juveniles. El pequeño no se rindió y el pasado verano derrumbó la puerta de Unai Emery. Fer debutó la temporada pasada con el primer equipo. Calleja le tenía una fe ciega, pero Emery comprobó de primera mano esas condiciones que destacan de un delantero que parece que no está y siempre aparece, un asesino silencioso del área. El técnico vasco pidió expresamente que Fer no saliese en verano porque le quería en su día a día. Hace poco, Fer, junto a una buena hornada, renovó hasta 2024 con el Villarreal. Ahora, lucha por hacerse un hueco con Bacca, Gerard Moreno y Paco Alcácer. "Está muy feliz en el Villarreal y se siente querido por parte de todos. Tiene que ir poco a poco y es muy bueno para él tener a esos delanteros en la plantilla. Debe aprender todo lo que pueda", asegura Fernando Niño.

El domingo toca derbi especial. Visita La Cerámica el Elche, el equipo en el que el mayor de los Niño puso fin a su carrera. "Será especial y le deseo lo mejor al Elche, pero la familia es lo primero. Por eso, iré con el Villarreal este domingo, aunque quiero que al Elche le vaya muy bien. Fue muy bonito todo lo que me pasó en esa ciudad", afirma el excentral, quien tiene muy clara la idea marcada con su hijo. "Jamás le he dado un consejo de fútbol. Nunca me he querido meter en su trabajo porque eso puede generarle un conflicto con su entrenador si yo pienso una cosa y su técnico otra. No voy a entorpecer su trayectoria. Evidentemente, todos mis consejos son sobre la vida y los típicos que un padre le puede dar a un hijo", asegura el exdefensa.

Fernando Niño y Fer posan tras un partido del delantero con el Villarreal.
Ampliar
Fernando Niño y Fer posan tras un partido del delantero con el Villarreal.DIARIO AS

Fernando Niño no se pierde un partido de su hijo. Este jueves estará muy atento porque Fer apunta al once del Villarreal ante el Sivasspor turco. El domingo confía en que tenga minutos ante 'su' Elche, algo más complicado porque Emery espera recuperar efectivos. Aún así, se pegará al televisor, horas después de que el Atlético Sanluqueño, club en el que Fernando es el segundo entrenador, reciba en casa al Tamareceite. Así es la nueva vida de los Niño, con pasado franjiverde y presente y futuro amarillo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?