SOUTHAMPTON 2 - MAN UNITED 3

Van de Beek ya sabe cómo se las gastan en la Premier League

El holandés se quejó de una entrada durante el choque ante el Southampton que le dejó secuelas, como mostró en su Instagram tras el partido.

Van de Beek ya sabe cómo se las gastan en la Premier League
Donny van de Beek Instagram

El aterrizaje de Donny van de Beek (23 años) en el Manchester United no está siendo sencillo. Las similares características posicionales con Bruno Fernandes, líder del equipo, han dificultado su inclusión regular en el once y, hasta ahora, no había brillado en demasía a pesar del fuerte desembolso que supuso en verano (45 millones de euros). Sin embargo, poco a poco el horizonte se aclara y, tras realizar un buen encuentro en Champions en la victoria ante el Basaksehir (4-1), Solskjaer le 'regaló su primera titularidad en la Premier League en la visita del equipo a Southampton.

En el St Mary's Stadium, recibió una particular 'bienvenida' a la máxima competición de las islas británicas. En la primera parte, James Ward-Prowse realizó una entrada sobre el holandés que le hizo proferir un grito tremendo. Los peores presagios desaparecieron cuando, instantes después, Van de Beek esprintó para recibir el balón. Esa pronta reacción tras la sonora queja hizo a Donny ser foco de críticas en las redes sociales, por considerar que había sido excesiva le queja. Para mostrar que no había fingido el dolor, el centrocampista compartió una historia en Instagram en la que se podía observar cómo su tobillo estaba visiblemente hinchado tras el encuentro. Imagen que el tulipán acompañó con un simpático "bienvenido a la Premier League".

Historia compartida por Donny van de Beel tras la victoria del United ante el Southampton (2-3).

El incidente no le impidió completar el choque (jugó los noventa minutos), en el cual volvió a regalar una actuación positiva al lado de Bruno, mostrando que ambos pueden compartir minutos. Solskjaer optó por una especie de 4-3-1-2, con el portugués haciendo las veces de mediapunta y el holandés acompañado por Fred y Matic en la sala de máquinas.

De esta manera, a pesar de gozar de libertad al tener al brasileño y al serbio como escuderos, no se pisaba posicionalmente con el ex del Sporting, si no, que ejercía de nexo de unión. Así, la circulación de balón del United no sufría los habituales cortocircuitos y lograron remontar un encuentro que se había puesto muy cuesta arriba: el doblete de Cavani y el tanto de Bruno remontaron el 2-0 inicial y alivian a los Diablos Rojos en liga.