LIGA DE CAMPEONES DE ÁFRICA

Detienen en Egipto a hinchas de fútbol por insultos racistas a jugador rival

Varios aficionados del Al Ahly insultaron al jugador Mahmud Abdel Razek, del Zamalek. En la cultura árabe llamar "negro" a alguien es una ofensa muy grave.

0
Detienen en Egipto a hinchas de fútbol por insultos racistas a jugador rival
KHALED DESOUKI AFP

La Policía egipcia ha detenido a varios hinchas del equipo de fútbol Al Ahly por proferir insultos racistas contra un jugador del equipo rival Zamalek, durante la celebración de la victoria de su club en la final de la Liga de Campeones africana el viernes, informó hoy a Efe una fuente de seguridad.

Según la fuente, que pidió el anonimato, la Dirección de Seguridad de Luxor (sur) identificó a los aficionados tras revisar los vídeos grabados por las cámaras de vigilancia de la plaza del centro de la ciudad donde tuvieron lugar los insultos, ampliamente difundidos en las redes sociales, y abrió una investigación contra ellos.

El informante no precisó el número de detenidos, pero en las imágenes que circulan en Twitter y Facebook se ve a un aficionado alzar a un perro negro vestido con la camiseta del Zamalek mientras una multitud de hinchas grita "Shika, Shika", en referencia a Shikabala, apodo de Mahmud Abdel Razek, jugador de este club.

En la cultura árabe, llamar negro a alguien se considera una ofensa muy grave y los egipcios no se consideran a sí mismos africanos.

Estas no fueron las únicas ofensas que se produjeron contra Shikabala, jugador procedente de Asuán, la ciudad más meridional de Egipto y cuyos habitantes por lo general tiene un color de piel más oscura que en el resto del país, durante las celebraciones de la victoria del Al Ahly.

De acuerdo con la fuente de seguridad, la Policía busca a otros aficionados del Al Ahly por profanar las tumbas de algunos familiares del futbolista en Asuán, ante las que varios de ellos simularon rezar como si el jugador hubiera fallecido y luego colgaron el vídeo de las imágenes en Internet. Al Ahly y Zamalek son los equipos de fútbol más populares de Egipto, por lo que su rivalidad es comparable a la que existe entre el Real Madrid y el Barcelona.

La final de la Champions League africana del pasado viernes, que terminó con victoria por 2-1 del Al Ahly, fue la primera en que se enfrentaban ambos clubes.