ESPANYOL

Espanyol, una racha difuminada

La derrota ante el Girona rompe la solidez perica en el RCDE Stadium y por primera vez le remontan un partido este curso, la tercera vez en este 2020.

Alegría del Girona después del 1-2.
JOAN MONFORT

Acostumbrado ya a comer sopa caliente en LaLiga SmartBank, el Girona le recordó al Espanyol que en el fútbol también se vive en ocasiones en la intemperie, como bien pudieron comprobar los pericos el curso pasado y sus apenas 26 puntos en Primera. La segunda derrota de la temporada, inesperada por las bajas del rival y el guion del encuentro, rompió dos rachas que empezaban a prolongarse en el tiempo.

La primera de ellas es la solidez del RCDE Stadium, que acumulaba seis partidos, cinco victorias, un empate, diez goles a favor y solo uno en contra. Los pericos cayeron por primera vez y ven como otros conjuntos de la categoría suman más puntos en su estadio, como por ejemplo el Leganés, son seis victorias y una derrota, curiosamente también ante el Girona. Y próximo rival de los blanquiazules en un duelo en el que el liderato está en juego.

Pero también a los de Vicente Moreno se les puede venir a la memoria dos partidos que un rival les remontó en este 2020, quizás uno de los puntos trascendentes y negativos del curso pasado. Prácticamente desahuciado, la última remontada en contra se produjo en la jornada 33 del curso pasado en Anoeta. Los pericos se adelantaron con gol de David López pero sucumbieron 2-1 con Rufete en el banquillo. Una estocada que dejaba al equipo en la lona y sin reacción.

La remontada que viró la trayectoria perica el curso pasado

Pero hay otra remontada limítrofe para el equipo. Desde la llegada de Abelardo Fernández, el Espanyol había encadenado dos victorias y dos empates ante rivales como Barcelona, Villarreal y Athletic, una media que les hacía soñar con una salvación que ya no parecía imposible. Pero llegó el encuentro de Los Cármenes ante el Granada.

Cabrera espera a Samu Saiz.

De nuevo, el Espanyol se adelantó gracias al famoso penalti que Raúl de Tomás anotó tras debatir su lanzamiento con Jonathan Calleri. Y, de nuevo, los pericos tuvieron ocasiones para hacer el segundo gol, entre ellas RdT y Sergi Darder, que falló a puerta vacía. En apenas diez minutos, desde el 37’ al primero del segundo tiempo, el Granda le dio la vuelta al encuentro con una desatención de Naldo y una descoordinación de la defensa blanquiazul. Con ese 2-1 se esfumaron más que tres puntos.

Desde aquel encuentro han pasado 29 en los que al Espanyol no le remontaron cuando se adelantó en el marcador con la excepción de Anoeta. Una lección para los blanquiazules, que sufieron el primer traspiés inesperado del curso.