DEPORTIVO

Celso Borges: "Corregir ganando siempre es más fácil"

Celso Borges analizó el presente y futuro del Depor, Costa Rica y habla de su paso por Turquía: “Me hizo valorar muchas cosas en la vida que ya daba por sentadas”.

Celso Borges posa para AS en un entrenamiento del Deportivo
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

¿Cómo le ha ido esta semana con su selección?

Me ha venido bastante bien. Para mí siempre es un gran orgullo representar a mi país. Fueron dos partidos de muy buena exigencia y contento de estar de vuelta.

Además de minutos, usted hizo un gran partido ante Euskadi.

El equipo en general estuvo bien, al igual que contra Catar, aunque el primer tiempo nos costó un poco más. El partido contra Euskadi fue muy bueno por la exigencia. Personalmente cada día que pasa me encuentro mejor y los minutos con la selección han sido buenísimos.

El compañero de As que hizo la crónica me pregunto qué hacía Borges en Segunda B. ¿Qué hace Borges jugando en Segunda B?

Ayudando en lo que pueda. Mi nivel se define por cómo me siento y me comporto, no por una categoría u otra. Intento dar lo máximo en el lugar en el que esté.

¿Cómo explicaría su regreso al Depor a alguien fuera de A Coruña?

Porque es un reto deportivo muy importante. Porque es un lugar en el que estoy muy feliz. Es una oportunidad para volver a sentirme jugador otra vez. Vengo a ayudar a un proyecto, solo no puede nadie. Me encanta estar aquí. ¿Qué precio le puede poner uno a estar feliz?

Y al final, ¿cuántos años de felicidad firmó con el Depor?

Lo primero es lograr el objetivo. La felicidad parte de que nos vaya bien.

En una entrevista el presidente me decía que para la continuidad de Borges es indispensable ascender…

Sí, este año totalmente. El objetivo es ese. Hemos arrancado bien en cuestión de puntos y estamos líderes, pero eso no nos relaja; tenemos que exigirnos más. También este año es muy particular. Lo puedes hacer todo bien y al final, en un solo partido, te puedes ir para tu casa. Lo importante es que mentalmente estamos muy fuertes.

Entonces, si asciende, ¿cuántos años de contrato le quedarán con el Deportivo?

No hay ningún misterio. Es lo que se está hablando. La verdad es que estoy tan enfocado en este año y el resto… Esto es lo que puedo decir.

Vayamos al equipo entonces. Los puntos están llegando ya. ¿Está más cerca también la mejoría en el juego?

Lo del juego… Uno puede tener ciertas expectativas de lo que espera, pero nosotros estamos luchando cada partido, y eso es muy rescatable. Llevamos tres partidos sin encajar, estamos generando ocasiones menos en un partido. Creo que nuestro nivel está fluyendo cada vez más. Y lo importante es que mantienes la solidez defensiva y ganas los partidos. Con esa base te metes en una habitualidad de ganar, que es muy buena.

Ve la balanza mucho más positiva, ¿no?

Es que yo soy positivo por naturaleza. Veo cosas por mejorar, como todos los equipos en el mundo. La perfección es un camino, no un destino. Siempre quieres ser mejor, pero corregir ganando siempre es más fácil que cuando no lo haces.

El siguiente rival es el Guijuelo, con un campo de hierba sintética muy complicado.

Me lo han dicho, sí. Pero hay que hacerle frente. Si nos esforzamos y sacamos nuestro valor colectivo y el trabajo, estoy seguro de que las cosas saldrán bien. Como dije al llegar, no con presentarnos ganamos los partidos. Se hace con la actitud del equipo en canchas buenas y no tan buenas. Hay que sacar puntos y da igual cómo lo hagamos. Nuestro valor principal debe ser el trabajo y el esfuerzo.

¿Sabe que el Guijuelo lleva un año sin perder en casa y ha encajado un gol en los últimos diez partidos?

Nosotros respetamos a todos los rivales, no hemos menospreciado a nadie. Va a ser difícil. Hay que adaptarse y esforzamos como cualquiera.

Luego tocarán dos de los equipos que están arriba, Racing de Ferrol y Pontevedra…

La clave está en el partido a partido. Y así lo estamos haciendo. Cada semana de competición estamos deseando jugar ya, y eso es muy importante. Todo el mundo quiere que llegue el partido para competir y ganar. Estamos teniendo esa motivación porque hay un objetivo que queremos todos. Construir eso es difícil, pero estamos en camino.

En su anterior etapa no coincidió con Fernando Vázquez. ¿Qué tal con él?

Muy bien. Es un entrenador que tiene las ideas muy claras. Manda siempre el mensaje al grupo para que vayamos persiguiendo esa idea. Es una persona cercana. Si tienes lo que sea, puedes hablar con él; eso es muy importante. El hecho de ganar refuerza todo y estamos todos muy juntos.

¿Está cómodo con su posición en el campo?

Sí, muy bien. Yo trato de hacerlo lo mejor posible en cualquier tarea que se me pida. La valoración que me aporta y me interesa es la que haga el entrenador de los partidos.

¿Cómo fue su paso por Turquía?

De mucho aprendizaje, es lo que puedo decir. Me hizo valorar muchas cosas en la vida, cosas que ya daba por sentadas. Me cambió la perspectiva de ver el fútbol y la vida personal. Es una cultura muy diferente y una forma de vivir el fútbol muy diferente.

¿Qué fue entonces? ¿Más aprendizaje futbolístico o vital?

Como dije antes, soy positivo por naturaleza y trato de ver que hasta lo que no fue tan bueno me haya ayudado a crecer. Valoro más el lugar en el que trabajo, que te valoren, que estés bien, que te haga sentir futbolista. En la vida personal me pasó de todo. El confinamiento lo pasé allí… Ese tiempo al final fue como una retrospectiva personal, qué he hecho bien en la vida, qué he hecho mal. Darse cuenta de lo feliz que es uno teniendo salud. A veces estando bien lo das por hecho y viene ese ponche que te obliga a darte cuenta.

¿Cómo está el problema con el Goztepe por los impagos que sufrió?

Ese tema está donde tiene que estar y ya hay otras personas encargadas de eso.

Volvamos a su selección. Parece que Costa Rica ha recurrido a parte de la vieja guardia…

Tenemos el deber de ir guiando a la gente nueva que viene abriéndose paso. Los inicios de los procesos son difíciles y a veces los resultados en el proceso del juego no son lo que la gente espera, pero sí a nivel de progreso. Creo que hay una evolución bastante buena. Para que una selección funcione lleva sus años.

¿Cómo ve el futuro de su selección?

Lo veo bastante bien. Este año tan difícil por la pandemia ha sido un reto muy grande que la gente del cuerpo técnico ha asumido bastante bien. Tenemos que seguir trabajando en nuestros clubes para estar ahí.

¿Cuáles son las metas inmediatas?

Lo más inmediato es la Copa Oro y la fase final de nuestra Nations League, que tenemos un partido con México para ir a al final. El objetivo de la selección siempre es clasificar para el Mundial. Copa Oro, amistosos… si te clasificas para el Mundial el fútbol de Costa Rica se beneficia. Lo que más genera a la gente es el Mundial y todo el trabajo de Costa Rica se encauza en eso.

Hablando de selecciones, ¿vio el España-Alemania?

Sí, lo vi.

¿Qué le pareció?

España me pareció una aplanadora. España tenía que ganar sí o sí, pero hacerlo 6-0… Dice mucho del equipo, que está preparado. Pero más que análisis lo vi como espectador, como entretenimiento. Ganar 6-0 a Alemania y de esa manera es para estar orgullosos.