ATLÉTICO DE MADRID

Gran parte de la plantilla acepta rebajarse un diez por ciento

La pandemia le costó al Atlético 115 millones y el club intenta adaptarse a la nueva situación. Dirigentes y jugadores hablan de una rebaja salarial. Gran parte ya aceptó bajarse su ficha.

Gran parte de la plantilla acepta rebajarse un diez por ciento.
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

El Atlético atraviesa un buen momento deportivo y se ve con fuerzas para luchar por LaLiga, torneo en el que ni Real Madrid ni Barcelona están en plan dominador. El equipo se reforzó con Luis Suárez para suplir la baja de Morata y la marcha de Thomas en el último segundo dejó dudas acerca del rendimiento del equipo. Este inicio de campeonato muestra al Atlético arriba, sin perder ningún partido en el campeonato liguero y con muchas opciones de superar la fase de grupos de la Champions. Y con un estilo de juego diferente, con más protagonismo en ataque.

La situación en el club, por otra parte, es similar a la de las otras entidades del fútbol español y mundial. La pandemia ha provocado una reducción de ingresos muy importante. En el caso del Atlético es del 30 por ciento, por lo que la crisis provocada por la COVID-19 le ha costado al club del Wanda Metropolitano 115 millones de euros. Una cantidad muy importante para una institución que ha ido creciendo temporada tras temporada a todos los niveles.

El Atlético ha ido negociando con sus jugadores una rebaja salarial para paliar esa falta de ingresos. La pasada temporada el club y la plantilla pactaron una reducción de un 9 por ciento y esta temporada 2020-21, la misma será del 10 por ciento. Dirigentes y plantilla llevan mucho tiempo dialogando acerca de esta rebaja. La gran mayoría de los futbolistas rojiblancos han entendido la situación que atraviesa el país y el fútbol en particular. La negocación ha sido de manera individual. Gran parte de la plantilla ya ha firmado esa rebaja del diez por ciento, aunque no todos los jugadores lo han hecho aún. 

En el Atlético, no obstante, consideran que prácticamente todos se irán sumando a esa iniciativa. La plantilla sabe que sobre ella recae el gran desembolso económico de la entidad y son los jugadores los que deben dar un paso al frente. El club tendrá esta temporada un presupuesto de 325 millones y por primera vez en muchos años ha sido inferior al del pasado ejercicio. El Atlético, además, se ha ido poniendo al día con la nueva situación tras la pandemia y tuvo que renegociar muchos de los contratos con sus patrocinadores.

Revisión a la baja, lo que afectó a las cuentas del club. Todo se ha visto afectado: tiendas, visitas al estadio, ingresos por abonos... Poco a poco el club se ha ido adaptando a lo sucedido. Y los jugadores tampoco son ajenos a la crisis. Esa reducción del diez por ciento saneará las cuentas de un club que lucha por seguir en la élite del fútbol europeo.