BUNDESLIGA

Angeliño: "La Selección es un bonus, mi sueño es el Depor"

El lateral del Leipzig es una de las sensaciones de la Bundesliga. Suma ya cinco goles. Luis Enrique le tiene en su agenda, pero al gallego no es algo que le obsesione. Elogia a Nagelsmann, Neymar, Upamecano, Haaland...

0
Angeliño: "La Selección es un bonus, mi sueño es el Depor"
ODD ANDERSEN AFP

¿Qué tal vive un futbolista en Alemania en los tiempos del Covid?

Ahora nos dejan andar por tres o cuatro zonas. Sólo tienes que llevar mascarilla si entras en algún sitio cerrado, por la calle no tienes que llevarla. No tiene nada que ver con España. Aquí cerraron dos semanas por precaución para que no haya problemas por la Navidad, pero yo me he venido a vivir a las afueras y voy poco al centro.

Vamos con el fútbol. ¿Le sorprendió la goleada de España a Alemania?

Alemania tenía varias ausencias. En la defensa le faltaban hombres, todos los centrales… pero es verdad que España les pasó por encima. Puedes perder 1-0 o 2-0, pero no como nosotros con el United, que nos metió cinco.

¿Ha hablado con su compañero Dani Olmo después de partido?

Hablé con él antes del partido. Le escribí por la mañana para desearle suerte y le metí un poco de presión para que jugara bien, pero no vi el partido. Vi los highlights, pero no el partido. Me alegro mucho por él. Lo está haciendo muy bien aquí y en la Selección.

¿La Selección es un sueño para usted?

Yo tengo que seguir en la misma línea, intentándolo hacer lo mejor posible aquí, y después ya veremos. No es algo que tenga en la cabeza ni que me esté presionando demasiado. Es un bonus. Me encanta jugar al fútbol y, mientras juegue aquí siempre, yo voy a estar contento. Aquí estoy cómodo, feliz y tranquilo.

Usted se ha convertido en una de las grandes sensaciones de le Bundesliga esta temporada. ¿Qué ha encontrado en el Leipzig para poder desarrollar todo su potencial?

Se lo debo todo al entrenador. Desde que llegué, apostó por mí. Yo llegué un viernes, el lunes o martes había partido de Copa y me metió directamente. La confianza que me está dando, es lo que me ayuda a estar tranquilo en el campo. Me da mucha libertad y juego sin la presión de tener que demostrarle a entrenador que debo jugar.

¿Qué sintió al ver que era 'trending topic' en España por los tuits de la gente que pedía su convocatoria tras la baja de Gayá?

Me lo contó mi primo Iván, que yo no tenía ni idea. Entonces me metí a leer, y me alegra que haya tanta gente apoyándome y reconociendo mi trabajo. Espero seguir así. El nivel es alto en esa posición, pero mientras en el club me vaya todo bien yo estaré contento. No me voy a preocupar si voy a no voy. Yo lo que quiero es que el equipo vaya bien y yo siga jugando. Mucha gente me pregunta si la Selección es mi sueño, pues mira, mi sueño es jugar en el Depor. Yo tengo más en la cabeza irme A Coruña a jugar con el Depor que jugar con la Selección. Dentro de unos años espero jugar en el Depor. Es algo con lo que sueño desde niño.

Hábleme de su entrenador, Julian Nagelsmann. ¿Es muy exigente?

Exige mucho. Una de nuestras virtudes es la presión que hacemos. Presionamos mucho y es muy difícil que el otro equipo juegue. En los entrenamientos él quiere siempre el cien por cien. No te puedes relajar en ningún momento. Él quiere siempre que vayamos al máximo en cada sesión. Por eso después en los partidos esa intensidad nos sale natural. No le gusta nada ver que en los entrenamientos no corres o no metes el pie.

Usted también ha estado a las órdenes de Guardiola. ¿Se parecen algo uno y otro?

En ciertas cosas sí se parecen: en la forma de preparar los partidos, de entrenar o de saber lo que quieren. En estas cosas son muy parecidos. Te diría que el 95% son lo mismo en esos aspectos. Julian (Nagelsmann) siempre busca la debilidad del rival y siempre quiere jugar con el balón, todo depende del balón. Si podemos recuperar el balón en tres segundos, pues hay que cogerlo ya para dominar rápido con el balón. Eso hace que el equipo juegue bien. Hacemos un fútbol atractivo. Creamos muchas ocasiones, tenemos la posesión. Algún partido no sale así, pero por lo general tenemos muchas ocasiones.

¿Qué le faltó con Guardiola para alcanzar el gran nivel que tiene ahora a las órdenes de Nagelsmann?

Yo creo todo vuelve al tema de la confianza. Antes de mi paso por Holanda, no estaba preparado para jugar en el City, pero después de mi etapa en el PSV sí me notaba que estaba preparado. También necesito una continuidad, no un partido cada cierto tiempo. No sé lo que fue, pero algo no llegué a tenerlo. Después llegué al Leipzig y desde el primer día Julian me ha dado casi todo, y estoy muy contento.

¿Le gusta más jugar con defensa de cuatro o con defensa de tres?

Me he sentido siempre más cómodo con la defensa de cuatro, porque me gusta más sorprender desde atrás, no estar ya allí. Pero me gusta como jugamos aquí, me da mucha libertad para moverme. Cuando jugamos con los tres centrales, no tengo que preocuparme tanto de defender. Sí tengo que aportar lo mío, pero no tanto y me da la libertad de estar arriba y cerca del área.

Esta temporada ya lleva cinco goles. ¿Qué ha sucedido para esta eclosión goleadora?

Por la forma en que jugamos y la zona en la que me quiere el mister, que es cerca del área, suelo tener una ocasión por partido. Hasta ahora han entrado, he tenido suerte y a ver cómo sigue…

¿El entrenador le ha marcado alguna cifra?

Ya le dije al mister que con cinco goles estaba bien, que ahora a dar asistencias. (Risas)Lo importante es aprovechar la ocasión que tenga, porque es muy difícil que el equipo no me dé una. Creo que me dijo que tenia que marcar entre siete y diez goles. Le dije que nada, pero ya llevo cinco. Vamos a ver…

Ha jugado en Holanda, Inglaterra, Alemania y en Segunda división de España. Dígame alguna característica de cada una.

Estoy en la Bundesliga y me gusta el estilo de la liga. Es un fútbol muy ofensivo y cualquier equipo te lo puede complicar. La Premier League es otro mundo, es otro rollo por las sensaciones, por la forma en que está organizada. No sé cómo explicarlo, pero es otro rollo. En España jugué en Segunda, y es la liga más complicada en la que he estado. Nunca lo pasé tan mal. Fue todo muy feo. No sé cómo será ahora, pero cuando yo estuve no se jugaba. No me gustó nada mi etapa en Segunda división. De la liga holandesa puedo decir que es donde más cómodo he estado. Al final tienes dos o tres equipo que te compiten, pero no es como la Bundesliga o la Premier, donde hay muchos más equipos que te lo pueden complicar.

Es decir, ¿qué podía jugar algún partido a medio gas…?

No, tampoco es eso, pero no es lo mismo jugar contra un Roda o un Venlo que hacerlo contra Schalke, Hoffenheim… El nivel de Alemania es superior.

Contra el Friburgo metió un gol de falta que ha dado la vuelta al mundo. ¿Es el mejor gol de su carrera?

Estoy entre el primero que le marqué al Basaksehir FKy el libre directo ante el Friburgo. Son los dos mejores, pero es que tampoco tengo muchos donde elegir (Risas).

Bueno, ya lleva 16 goles y solo tiene 23 años. A este paso alcanza los 96 que marcó su ídolo Roberto Carlos…

Ni me acercaré. Es imposible.

De momento, ese libre directo ante el Friburgo recordó a alguno de los que marcó Roberto Carlos. ¿Cómo se queda después de un golazo así?

Cuando vi la falta, dije “está el capitán ahí y la va a lanzar él”, pero se me acercó y me dijo que por ese lado me tocaba a mí, que la centrara al segundo palo. Pero le dije que no, que para el minuto en el que estábamos, iba a chutar y que pasara lo que tuviera que pasar. La vi bajar y la sensación fue increíble. Era la primera que chutaba aquí. Acabó el partido, lo vi repetido un par de veces, pero ya está, ya pasó porque a los tres días hay otro partido. Poco tiempo hay para disfrutarlo.

Me han dicho que no le gusta mucho ver fútbol por televisión. ¿Eso es verdad?

Eso se sacó de contexto. Yo soy una persona que cualquier deporte lo necesito jugar. Me entran ganas de jugarlo y para no enfadarme no lo veo. Si es un partido bonito de Champions, un Clásico o un partido grande sí que lo veo. Por ejemplo, el partido de España contra Alemania no lo vi. Un Madrid- Barça sí lo veo, pero otro partido no. Si no estoy, para que lo voy a ver…

¿De quién recibe el primer mensaje después de los partidos?

Depende. Si el partido es bueno, suele ser de mi hermano, mi madre, mi primo Iván y, obviamente, mi pareja me suele mandar alguna foto con mi niño y algún mensajero. Si el partido es malo, el primer mensaje siempre es el de mi representante, Jose Cerdido, pero en plan coña. Sabe que estoy caliente y le gusta pincharme (Risas).

Su compañero Upamecano es uno de los centrales de moda. ¿Es tan bueno?

Es una bestia. El físico que tiene es brutal, saca bien el balón desde atrás, se arriesga y lo hace bien. Cuerpo a cuerpo es una bestia y además es rápido. Es un central muy completo. Ahora mismo no hay muchos que digas que está a un nivel espectacular, así que sí. Puede jugar bien tanto en la defensa de tres como de cuatro. Nosotros ahora tenemos a todos los centrales y son unas bestias.

¿El Leipzig tiene opciones reales de ganar la Bundesliga?

Hay que soñar, por soñar que no quede. Tenemos ahí al Bayern, que cuenta con un equipazo. Es muy difícil ganarla. Todos peleamos por entrar en Champions y hacerlo lo mejor posible. Hay que ser realistas, tal y como está ahora el Bayern, es muy difícil. Tal y como están son el equipo más fuerte del mundo.

¿Cuál es el jugador contra el que se ha enfrentado que más le ha impresionado?

Lo que hizo Neymar en el partido de Champions que jugamos en Portugal contra ellos, nos dejó a todos flipados. Ese jugador es otro nivel. Ese día me impresionó, cómo un jugador tiene la capacidad para cambiar todo lo que pasa en un partido. En Portugal no sabíamos cómo hacer para que no recibiera y no controlara él el partido. No había manera. Es el que más me ha impresionado. Y eso que no jugó por lado, menos mal (Risas).

¿Neymar, superior a Messi?

Estamos hablando de otro animal. Messi no baja tanto a buscar el balón como Neymar, te espera y en la ocasión que tiene ‘pum', ‘pum', ya está el balón en la red. Ya puedes hacer lo que quieras, que nada… Pero es que Neymar se bajaba al centro del campo; la subía, iba hacia un lado; se giraba e iba para el otro; le metías la pierna, pero el balón ya no estaba… Me sorprendió muchísimo.

¿Y Haaland es tan determinante? ¿Tiene nivel para el Madrid?

Me enfrenté una vez con él. Hace que el equipo juegue, siempre está en la posición correcta. Con la altura de tiene, juega muy bien con los pies. Aparte tiene gol, es rápido, baja muy bien el balón, de espaldas juega muy bien. La verdad es que me gustó mucho. Si hace lo mismo que hace aquí, claramente puede jugar donde quiera. Si hace lo mismo, sí que tiene nivel. Lewnadowski es otro delantero tremendo. Un delantero que te asegure goles como él, es brutal. Sabes que le pones un balón y va a ser una ocasión de gol.

¿Veremos a Angeliño jugando pronto en España?

Nunca se sabe. Tal y como está el fútbol, no se puede decir nada. También depende de lo que haga Julian (Nagelsmann). Tal y como está jugando el equipo, no me extrañaría que le llamara alguno más grande, pero se le ve perfecto aquí. De un día a otro las cosas pueden cambiar tanto.

Usted tiene un hermano en el Villarreal B, ¿qué tal le van las cosas?

A ver qué tal le va este añito ahí y después veremos. Es lateral izquierdo ofensivo también como yo. No sé por qué acabamos los dos jugando en la misma posición. Solía criticarle mucho y era bastante duro con él, pero ya no opino nada. Le pregunto qué tal jugó y que me sea sincero. Yo también cuando acabo los partidos, tengo un mensaje suyo y me dice que hice un mal control, por ejemplo. Pero yo ahora no le digo nada, no soy quien para decir nada.

Y por último, ¿cómo ve al Depor?

Yo estuve en Riazor en el partido del play off de ascenso contra el Mallorca de hace dos temporadas. Estuve con la familia de Pablo Marí, mi pareja y mi hijo. Y tenía la piel de gallina. Fue increíble. Y le comenté a Pablo: “Yo me vengo para aquí el año que viene”. Y al final mira lo que ha pasado. El descenso a Segunda B lo llevé fatal. A ver si esta temporada le salen bien las cosas y logran el ascenso a Segunda.