CELTA

Murillo hecho añicos

El central regresa a Vigo tras ser titular en el doble descalabro de Colombia. Antes del parón había cuajado dos actuaciones desastrosas con el Celta.

Jeison Murillo, durante el partido entre Colombia y Uruguay de la fase sudamericana de clasificación para el Mundial 2022.
RAUL ARBOLEDA AFP

El muro de la defensa del Celta está quedando hecho añicos. El doble compromiso con su selección ha agudizado la crisis de rendimiento que atraviesa Jeison Murillo. El central ha sido titular, y desacertado protagonista, en las goleadas encajadas por Colombia contra Uruguay (0-3) y Ecuador (6-1).

Antes de cruzar el charco, el zaguero cedido por la Sampdoria había firmado dos desastrosas actuaciones en LaLiga. Contra la Real Sociedad y el Elche, simplemente, no dio una a derechas. El mal momento de Murillo, pieza clave en la agónica permanencia lograda por el Celta la pasada campaña, lo admitió Óscar García. En sus últimas declaraciones como técnico celeste, el catalán afirmó que "todavía le queda para ser el Jeison que llegó a Vigo a principios del 2020".

La doble cita de la fase clasificación sudamericana para el Mundial se presentaba como una oportunidad para que el central se reivindicara. Su seleccionador Carlos Queiroz lo incluyó en el once inicial de los dos encuentros y al igual que sus compañeros se vio desbordado en ambos partidos. El defensa de Cali cometió el penalti que supuso el 0-2 frente a Uruguay y en la humillación sufrida contra Ecuador aparece en la foto de cuatro tantos del equipo local.

Murillo regresa de esta experiencia para olvidar con 180 minutos en sus piernas y tiene previsto ponerse por primera vez a las órdenes de Eduardo Coudet este viernes, en la víspera de visitar al Sevilla. Al nuevo preparador céltico le toca decidir si el líder de la zaga sigue siendo intocable.