NATIONS LEAGUE

José Carlos Gil, un español en el mayor éxito de Gibraltar

Tras igualar ante Liechtenstein, la selección absoluta de Gibraltar logró ascender a la Liga C de la Nations League con un malagueño en su cuerpo técnico.

nations league gibraltar
UEFA Nations League Twitter

Emoción, abrazos, cánticos e incluso lágrimas. El estadio Victoria, situado a los pies del Peñón de Gibraltar, fue testigo del primer gran éxito de su selección nacional. Los 'llanitos' empataron ante Liechtenstein y acabaron invictos (dos victorias y dos empates) la segunda edición de la Nations League, lo que les otorgó un histórico ascenso a la Liga C. "Es reconfortante ver como el trabajo que hemos realizado todos estos años da sus frutos", celebra el malagueño José Carlos Gil (Manilva, 1983), asistente del uruguayo Juan Ribas en la selección gibraltareña. "Éramos 'el peor equipo del mundo', pero estamos sentando las bases de un gran proyecto y hay mimbres para que esto sea tan solo el principio".

Gil llegó a Gibraltar hace seis años, coincidiendo con la inclusión de su Asociación de Fútbol (GFA) en la UEFA. Tras finalizar su carrera como jugador de fútbol sala, el malagueño se incorporó como asistente a la selección nacional de futsal, donde ascendió hasta convertirse en seleccionador. Un cargo que aún ocupa y que compagina con el de ayudante de Juan Ribas. "Me preparé en ambos ámbitos por si surgía una oportunidad", desvela. José Carlos es, por lo tanto, testigo de todo lo acontecido bajo el Peñón desde que su Asociación de Fútbol fue aceptada por UEFA (2013) y FIFA (2016): "Es duro ver llorar a jugadores de la envergadura de Roy Chipolina. Los primeros años de Gibraltar como selección reconocida fueron muy duros. Hubo mucho esfuerzo y ninguna recompensa. Por eso este ascenso es tan merecido".

"La mayoría de los futbolistas son semiprofesionales. Se ganan el pan con otro trabajo"

Gury Gil, asistente en la selección de Gibraltar

La suerte también acompañó a Gibraltar desde el primer momento. El sorteo encuadró a los 'llanitos' con Liechtenstein y San Marino en un grupo de tres, "que nos daba más posibilidades de éxito". La selección de José Carlos Gil pudo cerrar su ascenso el pasado sábado, pero el empate (0-0) cosechado ante San Marino les obligó a puntuar ante Liechtenstein (1-1). "Siendo claros, quedar primeros era una utopía. Nuestro proyecto trata de crecer desde la base. Cada vez son más los futbolistas gibraltareños que salen a jugar al extranjero, pero la selección aún está formada en su mayoría por futbolistas semiprofesionales. Se dedican al fútbol por pasión, pero tienen otro trabajo, que es donde se ganan el pan de cada día", relata Gil.

El español se considera "una esponja", sobre todo desde que trabaja junto a un entrenador "top" como el uruguayo Juan Ribas: "Es el artífice de que la selección de Gibraltar esté donde está. Ha sido capaz de cambiar la mentalidad de jugadores que nunca habían logrado resultados positivos. Solo tengo palabras de agradecimiento para él. Intento absorber su sabiduría y experiencia, porque trabajar junto a él es un premio". José Carlos Gil, futbolísticamente conocido como Gury, afronta ahora una nueva etapa en la que su próximo rival en la Nations League podría ser Serbia, Grecia, Bulgaria o Irlanda del Norte. "Queremos crecer y no lo vamos a conseguir buscando solo resultados. Queremos adquirir experiencia y recortar distancias con los países que llevan compitiendo más años que nosotros. Para progresar tenemos que enfrentarnos a los mejores del mundo", sentencia.