MIGRANTES DEL BALÓN

'Spanish' KTP: el ascenso que emocionó a Pukki

El delantero del Norwich felicitó a los cuatro españoles del KTP por llevar al club de su ciudad de nuevo a la Primera División de Finlandia.

ktp veikkausliiga finlandia españoles mundo extranjero

"Un sueño hecho realidad". Es el sentimiento de los españoles del Kotkan Työväen Palloilijat (KTP) tras culminar una temporada atípica con el regreso del club a la Veikkausliiga, la Primera División de Finlandia. El preparador de porteros Jordi Aluja y los futbolistas Ruxi Bonet, Asier Arranz y Mika Junco cumplieron el deseo de la ciudad costera de Kotka. Lo hicieron tras superar dos meses sin cobrar y soportar dos irrupciones provocadas por la Covid-19. "Ayudamos a construir una casa y le echamos un cable a algunos socios con las tareas del hogar, entre otras cosas. Lo hicimos para conseguir dinero y que el club no desapareciera", recuerda Ruxi, quien valora haber alcanzado la máxima categoría de un país como Finlandia, "que está creciendo mucho y va a estar en la Eurocopa".

Tal fue su gesta que el jugador finés más importante del momento, Teemu Pukki, les felicitó personalmente. "Él es de Kotka y está encantado con el ascenso", descubre Ruxi. El lateral catalán desvela que, debido a la crisis sanitaria, la plantilla acordó bajarse el sueldo un 25%, cantidad que ha recuperado como prima por el ascenso. "La pandemia no nos ha afectado económicamente", celebra. Tanto Ruxi como Mika y Asier fueron protagonistas principales de una temporada extraña. Varios de sus partidos fueron aplazados y tuvieron que guardar cuarentena después de que un árbitro diera positivo en Covid-19. Eso condensó la recta final del curso. Dependían de sí mismos para ascender de forma directa, pero caer en casa ante el modesto AC Kajaani les obligó a disputar el 'play-off'. "Pensaba que me iba a quedar sin ascender", recuerda Mika, autor de 11 goles en 18 partidos.

En el 'play-off' de ascenso, el KTP se midió al TPS Turku, que quedó penúltimo en la Veikkausliiga. A falta de cinco minutos para el final de la eliminatoria, el 'Spanish' Kotka caía 1-0, pero un testarazo de Antti Makijarvi otorgó a los verdiblancos el derecho a jugar en Primera cinco años después. "Nos volvimos locos. Sufrimos, pero lo disfrutamos más que si hubiéramos ganado 0-3", recuerda Mika, cuya gran temporada en Finlandia se ha traducido en una oferta prácticamente irrechazable procedente del continente asiático: "Me fastidia porque fiché por el KTP con el objetivo de jugar en Primera, pero es complicado decir que no. Tengo que pensar en el futuro".

Asier Arranz, el hombre ascenso

KTP no lo sabía, pero fichar a Asier Arranz el pasado mes de agosto puso al club con pie y medio en la Veikkausliiga. Y es que el centrocampista segoviano es sinónimo de ascenso: logró dos con el Valladolid, uno con el filial a Segunda B y otro con el primer equipo a Primera; también ascendió a Primera con el Xerez y a Segunda B con el Palencia. En Finlandia, por lo tanto, logró el quinto ascenso de su carrera. "Cuando llegué estábamos terceros, pero era difícil", recuerda Arranz, que estaba "loco" por volver a España a pesar de las restricciones: "Allí van 1500 personas al estadio. Piensas: 'Voy a España a estar encerrado en casa porque no puedo salir ni a tomar un café'". El castellanoleonés sí disfrutará de la Veikkausliiga en Kotka.