LEGANÉS

Perea y una ventana a la esperanza frente al Alcorcón

El fichaje más caro del Leganés este curso (tres millones) podría suplir a Gaku. Apenas ha contado con oportunidades desde la tercera jornada.

Perea y una ventana a la esperanza frente al Alcorcón
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Su fichaje fue el más caro de la temporada para un Leganés que invirtió tres millones de euros en contratarlo y adelantarse al Fuenlabrada, con el que ya casi tenía atada la cesión. Pese a semejante apuesta (de futuro, firmó cinco años), Luis Perea no se ha asentado en el once de José Luís Martí. La alta competencia aprieta y sus opciones se reducen. Ahora emerge una de esas oportunidades que pueden ayudar a arcar la continuidad de un futbolista.

Sin Gaku Shibasaki, convocado con Japón, al de Alcalá de Henares se le abre la opción de ser titular y acompañar a Rubén Pérez. Opción para la que se disputa el puesto con Rubén Pardo, aunque por su perfil, la lógica dice que será titular frente al Alcorcón, el equipo en el que jugó cedido la pasada temporada y donde seguramente explotó sus mejores virtudes.

Cierto es que el perfil de Perea no es el de Gaku. El nipón ejerce más de violinista que de bulldozer todocamino, metáfora que se acerca más a la definición de este ex de Osasuna, potente en lo físico y con capacidad de ser un hombre box to box, que dicen en la Premier. Sin embargo, podría adelantar a Rubén Pardo (más fino estilista) porque el riojano es más similar a Rubén Pérez y porque la última vez que ambos jugaron en el doble pivote de inicio, la cosa no salió bien.

Frente al Girona, el Leganés perdió en Butarque y lo hizo con una acción en la que Ruben Pardo perdió la bola ante un pase comprometido de Tarín. Aquellos polvos pueden traer estos lodos y, de paso, darle el puesto a Perea.

La dupla con Rubén Pérez estaba llamada a ser en el inicio de curso, la titular toda la temporada. Era lo que deslizaban en el vestuario y lo que empezó haciendo Martí, que confió en ambos como su medio centro titular. Pero la facilidad del Leganés para partirse y la capacidad de Gaku para gobernar los partidos fueron desplazando a un Perea al que alguna lesión terminó de mandar a la suplencia habitual.

De hecho, desde la tercera jornada no ha jugado de inicio de forma regular. En esos tres partidos iniciales sumó 225 minutos y, desde entonces, sólo ha acumulado 126 con una única titularidad: ante el Sabadell (79'). Ahora tendrá la ocasión de demostrar que puede hacerlo ante un rival conocido que ahora le brinda la oportunidad de demostrar que aquella inversión de tres millones de euros era no solo cosa de futuro, sino también de presente.