ESTADOS UNIDOS

EEUU importa talento para hacer crecer su fútbol de élite y base

La cercanía del Mundial 2026 que coorganiza con México y Canadá le hace mejorar la MLS y ‘fichar’ extranjeros para su selección. En España también buscan talento entre 14 y 17 años.

EEUU importa talento para hacer crecer su fútbol de élite y base

A falta de seis años para que Estados Unidos, Canadá y México organicen el mundial de fútbol de 2026, el ‘soccer’ norteamericano empieza a notar la efervescencia por organizar un evento que, en 1994, cambió completamente el panorama del deporte rey al otro lado del Atlántico. Ahora son muchos los que creen que el efecto será similar y lo hacen al calor de las decisiones que están tomándose tanto en la élite como en su cantera.

En la élite, la Major League Soccer ha ido poco a poco virando hacia una estructura mucho más consolidada desde que, en 2018, se hiciera oficial que EEUU sería uno de los coorganizadores de este Mundial. El interés por blindar la imagen de la liga profesional norteamericana y equipararla con las del continente ha llevado a captar talento y forjar nuevos equipos, como es el caso del Inter de Miami de David Beckham.

Nombres como Zlatan Ibrahimovic también han ayudado a impulsar esta percepción. El sueco, ahora de vuelta en el Milan, triunfa de nuevo en Europa después de haber brillado en Los Ángeles Galaxy, lo que a ojos de la opinión publica norteamericana demuestra que la MLS es algo más que un retiro dorado para los grandes del fútbol mundial.

Se busca talento en España

También en España está buscando talento la cantera del ‘soccer’ estadounidense al calor del Mundial de 2026. Al otro lado del Atlántico la base del fútbol la representan sus centros educativos y en especial los High Schools (institutos) donde combinan educación con un entorno competitivo casi profesional. Estos High School no solo peinan Norteamérica para incorporar a los mejores chavales a sus equipos, sino que también se enfocan en el extranjero.

"Desde hace años venimos gestionando cientos de becas para que españoles puedan estudiar en EEUU aprovechando que son buenos jugando al fútbol", comenta José Manuel Díaz, director de Deaquíparafuera, organismo que se ocupa de intermediar entre estos High Schools y los chavales españoles.

Algo parecido ha hecho la Federación Estadounidense de Fútbol (USSF) también ha redoblado sus esfuerzos para captar a jóvenes extranjeros que, pese a haber nacido en otros países o haber podido optar por selecciones más potentes, han decidido lucir las barras y estrellas en su pecho cada vez que juegan torneos internacionales.

El caso más conocido en España es el de Sergiño Dest, el nuevo lateral derecho del Barça. Nacido en Países bajos y de madre neerlandesa, la opción de gozar de la nacionalidad de EEUU le vino de su padre, un surinamés-estadounidense que le abrió las puertas del USA Team, donde ha pasado por todas las inferiores.

En España el proceso de las High School se había desarrollado con normalidad hasta ahora, que, precisamente con la cercanía del Mundial 2026, se han desatado iniciativas sin precedentes.

La más llamativa es la liderada por diez de estos High Schools, que han lanzado una beca sin precedentes en España con el objetivo de cazar a futbolistas entre 14 y 17 años (da igual que sean chicos o chicas) que permitan disparar el listón de sus equipos y, en general, del soccer en EEUU.

Ayudas para jugar, estudiar y vivir ‘gratis’ en EEUU

Los seleccionados podrán estudiar y vivir ‘gratis’ en un Boarding School (instituto privado con residencia privada) gracias a este apoyo valorado en 65.000 euros. Los requisitos son sencillos: tener una media de 7 en inglés y ser bueno jugando al fútbol. "No hay más condicionantes, ni económicos, ni geográficos o de nacionalidad", explican Díaz, encargado de canalizar estas ayudas en España. El plazo para solicitar estas ayudas termina el 31 de diciembre.

Tal es el interés que hay en captar talento en España, añade Díaz, que los que no salgan escogidos también tendrán premio. Podrán optar a otras ayudas económicas de menor cuantía, pero orientadas a los mismos beneficios.

Los casos de Reyna, Weah, De la Fuente…

Quién sabe si alguno de estos chicos podrá seguir un proceso similar al de Dest u otros internacionales americanos en una situación parecida. Gio Reyna, mediocampista del Borussia Dortmund, nació en Durham, Reino Unido, pero juega con EEUU. Timothy Weah, el hijo del mítico George Weah, sí que nació en EEUU (Nueva York), pero, pese a la trascendencia de su padre en Liberia, no dudó en enrolarse en las filas norteamericanas. Ahora compite en el Lille francés.

Konrad de la Fuente también nació en EEUU y es hijo de haitianos. Cuando su padre se trasladó a Barcelona apenas tenía 10 años y, sin querer, le abrió la posibilidad de haber jugado con las inferiores de España, pero el delantero del Barça B también eligió antes las barras y estrellas que el prestigio de ‘La Roja’.