RAYO 0-1 ALMERÍA

Iraola se harta de los arbitrajes

"El otro día le hacen un penalti a Qasmi en el 93', hoy otro y piensas que te tienen que matar para que lo piten, pero luego te señalan uno en contra con el hombro", dijo el técnico del Rayo.

Iraola, durante un partido del Rayo.
PEPE ANDRES DIARIO AS

El técnico del Rayo, Andoni Iraola, ha alzado la voz contra los arbitrajes que su equipo está sufriendo en este inicio liguero. Los franjirrojos se sienten perjudicados y así lo ha verbalizado el vasco en rueda de prensa: "Venimos de experiencias muy negativas en ese sentido. El otro día le hacen un penalti a Qasmi, por el que tranquilamente podía haber expulsado al rival (le clava los tacos), en el minuto 93, no lo pitan y nos quedamos sin punto. Hoy le hacen otro muy evidente y tampoco. Piensas que en el área te tienen que matar para que lo piten, pero luego te señalan el del Fuenlabrada, en contra, con el hombro. Intentas hacer tu trabajo y que no te descentre, pero es muy difícil".

Iraola hacía referencia a la falta —un codazo— del defensa del Almería Maras sobre su delantero Qasmi en el 84'. Un penalti que ni Iglesias Villanueva ni el VAR han señalado. Pero esta situación ya viene de lejos, puesto que la pasada jornada los rayistas vivieron algo muy similar. El central del Lugo Venancio entró con la plancha del pie a Qasmi dentro del área y De la Fuente Ramos no lo pitó. Tampoco el videoarbitraje. De ahí que el club vallecano publicase un tuit esa misma noche con la imagen de la polémica para denunciarlo públicamente.

Ya es la tercera ocasión en la que la entidad madrileña se siente agraviada por los arbitrajes esta 2020-21. Para encontrar la primera de ellas habría que remontarse al Tenerife-Rayo, cuando el mismo colegiado de esta tarde, Iglesias Villanueva, anuló el gol del empate a Andrés Martín por un dudoso fuera de juego. La interpretación de esa acción levantó ampollas. "Este árbitro ya nos tocó en el Heliodoro y, cada vez que nos pita, tiene muy mala suerte. No puedo decir otra cosa", sentenció Iraola.