ANÁLISIS MERCADO DE FICHAJES

¿Qué ocurre con los fichajes más caros de la Historia?

Los fichajes más caros de la Historia no están atravesando el mejor momento de sus respectivas carreras deportivas. 2020 no ha sido especialmente su año.

¿Qué ocurre con los fichajes más caros de la Historia?

El mundo del fútbol ha vivido algunos de los fichajes y traspasos más importantes durante los últimos 10 años. Operaciones de magnitudes económicas estratosféricas, con desembolsos monetarios a la altura de muy pocas y que, en definitiva, les permite colocarse entre las más grandes jamás vistas.

Sin embargo, actualmente, parece que ser protagonista de este particular ránking histórico tiene consecuencias aparentemente negativas, ya que muchos de sus protagonistas no atraviesan el mejor estado de forma de sus respectivas carreras deportivas. Existen excepciones, pero la gran mayoría de ellos están viviendo situaciones delicadas que no cumplen precisamente con las expectativas creadas sobre ellos.

TOP 20 fichajes más caros de la Historia:

  1. Neymar, 222 millones de euros.
  2. Coutinho, 145 millones de euros.
  3. Kylian Mbappé, 135 millones de euros.
  4. Ousmané Dembélé, 130 millones de euros.
  5. Joao Félix, 127'2 millones de euros.
  6. Antoine Griezmann, 120 millones de euros.
  7. Cristiano Ronaldo, 117 millones de euros.
  8. Eden Hazard, 115 millones de euros.
  9. Paul Pogba, 105 millones de euros.
  10. Gareth Bale, 101 millones de euros.
  11. Cristiano Ronaldo, 94 millones de euros.
  12. Gonzalo Higuaín, 90 millones de euros.
  13. Neymar, 88'4 millones de euros.
  14. Harry Maguire, 87 millones de euros.
  15. Frenkie de Jong, 86 millones de euros.
  16. Matthijs de Ligt, 85'5 millones de euros.
  17. Romelu Lukaku, 84'75 millones de euros.
  18. Virgil van Dijk, 84'65 millones de euros.
  19. Luis Suárez, 81'72 millones de euros.
  20. Kai Havertz, 80 millones de euros.

No atraviesan su mejor momento

  • Ousmané Dembélé: es sabido por conocidos y extraños que el Barcelona le firmó tras pagar una enorme cifra para conseguir su fichaje procedente del Borussia Dortmund. Sin embargo, su rendimiento no ha estado a la altura en ningún momento y su etapa como azulgrana ha tenido temas como sus lesiones, sus decisiones personales y diversas salidas de tono como temas más comentados en la ciudad condal. Este año volvió a ser candidato a salir, pero finalmente se quedó. Una decisión que, eso sí, no gustó demasiado en el seno del club azulgrana.
 
  • Antoine Griezmann: su fichaje por el Barcelona fue polémico por diversos motivos. Primero, su elevado precio. Segundo, las formas y cómo se gestionó todo mediáticamente (con programa televisivo incluido). Y, tercero, su rendimiento, ya que ha estado repleto de dudas, de idas y venidas, de incluso polémicas procedentes de Francia, donde apuntan a la gestión del club como posible razón de su falta de adaptación. Sea culpa del club, o sea culpa de Griezmann, hay una realidad: no está rindiendo como se esperaba. Y si a un rendimiento cuestionable se le suman los 120 millones de euros pagados para firmarle procedente del Atlético, la exigencia se multiplica y crece de forma muy considerable.
 
  • Cristiano Ronaldo: su rendimiento es incuestionable. Dudar de su potencial sería retar a la lógica de forma seria, pero lo cierto es que esta temporada está algo por debajo de sus expectativas. Y, sobre todo, ha sido víctima del coronavirus desde hace unas semanas. La estrella de la Juventus dio positivo durante la última convocatoria con Portugal y, a su vez, por su viaje casi inmediato de vuelta a Italia, se vio inmerso en una polémica que traspasó las barreras deportivas llegando incluso a adquirir tintes políticos. Unas semanas complicadas para el crack bianconero.
 
  • Eden Hazard: su fichaje por el Real Madrid ha sido de todo menos positivo. Lejos de ser considerado un fracaso (porque realmente no ha jugado lo suficiente como para valorarle deportivamente) lo cierto es que no ha sido precisamente un fichaje efectivo. Su preocupante irregularidad, su ya rutinaria dinámica de lesiones y sus más de 100 millones de euros pagados en verano de 2019 han hecho que su figura haya tenido titulares de todos los tipos. La paciencia parece haberse agotado en la zona blanca de la capital española y Hazard empieza a tener muy poco márgen de maniobra real.
 
  • Paul Pogba: su llegada al Manchester United supuso un importante punto de inflexión a nivel deportivo. Desde entonces, sólo detalles a cuentagotas, sólo dinámicas cortas, breves, con píldoras del futbolista que brilló en las filas de la Juventus. Su fichaje sigue generando críticas porque muchas veces parece que su marca personal en redes sociales y en términos de marketing han acaparado su día a día por encima de lo puramente futbolístico. No es titular y casi desde el primer año en Old Trafford suena cada verano para dejar el club. Muchos aseguran que ha sido uno de los fichajes más sobrevalorados en la última década.
 
  • Gareth Bale: sus últimos años han sido un espectáculo mediático. Un show creado y dirigido para enfrentarle con el Real Madrid y Zinedine Zidane para, finalmente, haber salido por la puerta de atrás de vuelta al Norte de Londres para jugar una temporada cedido en el Tottenham. Su fichaje fue positivo en sus primeros 2 años, pero a partir de ahí su etapa en el Santiago Bernabéu se minimizó hasta rozar el ridículo informativo. Fue clave en muchos títulos madridistas cuando llegó, pero finalmente se marchó con la sensación de haber pasado sin pena ni gloria. Sus lesiones, clave en este aura de jugador atascado. Ahora, de vuelta en la Premier League, busca reencontrarse consigo mismo y con aquella versión brillante por la que fue catalogado el 'Expreso de Gales'.
 
  • Gonzalo Higuaín: desde su (polémica) salida del Napoli con destino Juventus ha vivido altibajos de todos los tipos. Finalmente, tras varios años de titularidades y suplencias, incluso de una cesión en el Chelsea, ahora busca encaminar la recta final de su carrera deportiva como una de las grandes estrellas del proyecto de David Beckham en la MLS, en las filas del Inter Miami. El Higuaín por el que la Juventus pagó 90 millones de euros está años luz del estado anímico y deportivo actual.
 
  • Harry Maguire: vive el peor momento en muchos años. Por polémica, por rendimiento. Su estado de forma se encuentra lejos de su mejor versión. Muchos han criticado su fichaje porque en muy pocas ocasiones ha ofrecido la versión contundente y productiva que ofreció en el Leicester, y su fichaje le convirtió en el defensa más caro de la Historia. Esta temporada está desorientado, fuera de lugar, cometiendo errores de bulto. Y, por si fuera poco, se vio envuelto en una polémica en Grecia que se volcó mediáticamente de forma muy dura sobre la concentración de Inglaterra. Southgate, seleccionador inglés, incluso le dejó fuera de la convocatoria porque el incidente alcanzó alturas institucionales y entre países. La presente temporada está siendo un calvario.
 
  • Virgil van Dijk: la temporada 2020/21 empezó con su figura en entredicho. Se acusó al central neerlandés de haber bajado su nivel. Errores graves y falta de contundencia en jugadas clave le señalaron de forma rotunda. Incluso se habló de cierta relajación tras un año considerado como el mejor defensa del mundo. Y, por si fuera poco, cayó lesionado de gravedad durante el pasado derbi del Merseyside con una lesión que puede haberle costado lo que resta de temporada.
 
  • Luis Suárez: el uruguayo no ha vivido su mejor año a nivel goleador y firmó una salida muy fría del Barcelona después de haber firmado un muy meritorio rendimiento. Además, la llegada de Koeman generó numerosos titulares de una supuesta mala relación en las semanas que coincidieron. Ahora, en el Atlético, buscará volver a su mejor estado de forma.
 
  • Matthijs de Ligt: tras firmar una fantástica temporada 2018/19 con el Ajax de Ámsterdam, se convirtió en uno de los futbolistas más deseados del mercado. Durante meses sonó para varias de las grandes potencias europeas, pero finalmente, tras un desembolso de más de 85 millones de euros aterrizaba en una Juventus donde su rendimiento ha estado muy por debajo de las expectativas deportivas y económicas. Su estado de forma se ha visto mermado por problemas físicos que le han privado de firmar buenas dinámicas. Por ahora, un fichaje bastante cuestionado que, además, en los Países Bajos ha generado titulares que han catalogado de "error" su llegada a la Serie A.

Jugadores en tierra de nadie.

  • Joao Félix: su rendimiento no ha sido negativo. Ni mucho menos. Pero el elevado precio pagado por su fichaje exigen en cierta medida un nivel mayor al mostrado. Es joven, tiene una prometedora carrera profesional tanto a nivel de clubes como con su selección, Portugal, pero cuando un club paga más de 125 millones de euros lo cierto es que se debe esperar un rendimiento mayor a lo ofrecido hasta ahora por el joven jugador portugués. No puede decirse que ha sido un fracaso, pero la puerta a la duda, a una mayor exigencia, está muy abierta.
 
  • Frenkie de Jong: su fichaje fue muy deseado y luchado por el Barcelona, pero su rendimiento no está ofreciendo grandes titulares por ahora. Es cierto que no ha brillado, pero tampoco ha decepcionado. Se espera más de neerlandés, pero todavía tiene la suficiente confianza como para convencer que los 86 millones de euros pagados por su fichaje al Ajax de Amsterdam tuvieron razones convincentes y realistas.
 
  • Kai Havertz: todavía es pronto para analizar su rendimiento. El joven talento alemán llegó hace apenas meses a Londres para embarcarse en el megaproyecto del Chelsea y sus participaciones, pese a que no han acabado de convencer, lo cierto es que todavía es demasiado pronto como para considerarle un error, o un éxito, de los Blues. Se esperan grandes cosas en Stamford Bridge y, pese a que ha dejado algunos detalles y goles que reflejan de lo que puede ser capaz, lo cierto es que por ahora está lejos de las expectativas creadas.

Evidentemente, no todos están pasando malos estados de forma, pero respecto al total suponen un porcentaje demasiado bajo cuando se trata de algunos de los fichajes más caros de la Historia.

Jugadores como Neymar, Coutinho, Mbappé o Lukaku no parecen estar sufriendo el 'síndrome del 2020' que señala a los grandes traspasos históricos.

Neymar siempre da que hablar por su poder mediático, pero deportivamente su estado de forma nunca ha parecido bajar pese a la gran presión social y extra-deportiva que vivió durante semanas. Coutinho, por ejemplo, en lugar de pasar un mal momento de forma, parece haberse reencontrado con sensaciones perdidas en su anterior etapa y, sin llegar a brillar, ha ganado terreno a muchos detractores que tenía cuando se marchó cedido. Mbappé, casi sobran las palabras. El mayor opositor al Balón de Oro y a cubrir la gigantesca sombra de Cristiano Ronaldo y Leo Messi. Uno de los mejores futbolistas del momento y de los últimos años. Y Romelu Lukaku renaciendo como Ave Fénix de forma brillante, candente y exitosa en un fútbol italiano que le ha redescubierto tras su mala etapa en el Manchester United.

Ellos 4 pueden ser, en cierta medida, las excepciones de un TOP 20 de mayores traspasos de la Historia que no parecen estar atravesando el mejor momento de sus carreras deportivas.