Las Palmas

No hay paraíso sin Araujo y Rober

Pese a que cuenta con ocho goleadores, si no marcan ellos Las Palmas no gana. Fueron decisivos en las victorias ante Logroñés, Almería y Castellón.

No hay paraíso sin Araujo y Rober
Carlos Diaz-Recio Diario AS

Diez jornadas después, metida de lleno en el inicio liguero más convulso que se recuerda, Las Palmas anida en una montaña rusa de juego, sensaciones y goles. Por un lado, solo el Cartagena mete más goles que el equipo de Pepe Mel (14-13), pero la formación grancanaria pasa también por ser, además de manera solvente, la más goleada de la categoría (14).

La UD ha conseguido, además, democratizar sus goles. Así, el equipo cuenta, hasta la fecha, con ocho anotadores: Araujo (4), Rober (2), Lemos (2), Álex Suárez (1), Clau Mendes (1), Pejiño (1), Espiau (1) y Maikel Mesa (1). Sin embargo, en sus tres victorias, todas en la isla, únicamente aparecieron los dos primeros, siempre decisivos.

El primer triunfo amarillo del curso llegó en la cuarta jornada liguera, cuando la UD Logroñés visitó el Estadio Gran Canaria. Rober abrió la lata en el minuto 53 y Araujo sentenció en el 90 antes de que Andy, de penalti y en el 93, le echara pimienta a los últimos segundos del partido.

El siguiente equipo en visitar la Isla fue el Almería, que sucumbió ante del poderoso doblete, y exhibición de juego, de Sergio Araujo. Aquel 2-0 espoleó a Las Palmas, que cuatro días después, el 21 de octubre, recibía al Castellón en el estropeado verde de Siete Palmas. Araujo inauguró el marcador, esta vez fue Rober quien le diera la puntilla al rival neutralizando, además, el 1-1 conseguido por el visitante Gálvez.

Las Palmas se quedó sin marcar en Leganés (1-0), Málaga (0-0) y Cartagena (3-0), y en el resto de partidos no anotaron sus dos estiletes. Ante el Fuenlabrada (3-3), Lemos, Pejiño y Mendes; contra el Zaragoza (2-2), de nuevo Lemos y Espiau; Albacete (1-1), Maikel Mesa de penalti; y Oviedo (2-1), Álex Suárez.

De momento, para Las Palmas, sin Araujo ni Rober no hay paraíso.