CELTA

Rubén regresa tras casi cuatro meses de baja

El portero recibe el alta médica y podrá reaparecer este domingo contra la Real Sociedad. Aidoo continúa sin entrenar con el equipo y Mallo aún no está a punto.

Rubén Blanco realiza una estirada para tocar el balón durante un entrenamiento del Celta en A Madroa.

Cuatro meses después Óscar García vuelve a disponer de dos porteros profesionales. Rubén Blanco recibió esta mañana el alta médica y podrá reaparecer el domingo contra la Real Sociedad. El meta mosense ha rebajado ligeramente el plazo mínimo de recuperación establecido por los servicios médicos del club.

Rubén se rompió el 7 de julio en los minutos finales del duelo con el Atlético de Madrid en Balaídos. Sufrió el arrancamiento completo del tendón del recto femoral derecho y una semana más tarde pasó por el quirófano. Tras la operación, los galenos celestes estimaron que estaría de baja entre cuatro y cinco meses.

Su lesión se sumó a la de su habitual suplente Sergio Álvarez y el Celta se jugó la permanencia en las tres últimas jornadas con Iván Villar en la portería. El cancerbero de Aldán también ha sido el único guardameta profesional con el que ha contado Óscar en las siete primeras jornadas del actual campeonato. Ahora el técnico catalán debe decidir si la entrada de Rubén en el once es inminente o espera un poco para efectuar el cambio.

Aidoo y Mallo

Los otros dos jugadores que al inicio de esta semana aspiraban a reaparecer contra la Real tienen muy complicado jugar frente al cuadro donostiarra. Joseph Aidoo continúa sin ejercitarse con sus compañeros después de haber dado positivo por coronavirus hace quince días. Por otra parte, Hugo Mallo se está entrenando de forma progresiva con el grupo, pero aún no tiene el alta. El capitán arrastra una rotura fibrilar desde el 8 de octubre.