LAS PALMAS

Las Palmas sólo ha ganado un partido fuera de casa en 2020

Con el encuentro jugado ante el Albacete, los insulares encadenan una racha difícilmente soportable lejos de Gran Canaria.

Mesa, con Las Palmas, tras marcar un gol al Albacete.
Josema Moreno DIARIO AS

A pesar de que se puede hablar de que la UD Las Palmas está teniendo un inicio de temporada relativamente bueno, con tres victorias, cuatro empates y solo dos derrotas en nueve partidos, marcados por una plantilla prácticamente renovada y plagada de jóvenes, es llamativo comprobar que hay males que siguen repitiéndose con el paso de las jornadas, como es la incapacidad de conocer la victoria fuera de casa, ya sea por alguna decisión arbitral discutible, un fallo defensivo infantil o el poco acierto de cara al marco rival.

Tal es el déficit amarillo lejos del Estadio de Gran Canaria que sólo ha conseguido una victoria durante este año natural en 16 partidos disputados hasta la fecha, con un balance de un triunfo, aquel conseguido en la jornada 33 de la pasada temporada con gol de Rubén Castro ante el Almería, el primero fuera de casa tras la reanudación de la competición por el parón del COVID-19, el 17 de junio de 2020, es decir, hace ya cuatro meses. De resto, se acumulan nueve empates y seis derrotas, por lo que hablamos de una suma cosechada de 12 puntos en 16 partidos fuera de casa. Sin duda, un bagaje muy pobre para un equipo que, en teoría querría aspirar a algo más que estar en tierra de nadie y que hizo que la temporada pasada no se pudiera llegar a los puestos de playoff.

Sin duda, ahora la mirada de Mel está puesta en ganar al Oviedo y solventar los problemas a balón parado, como comentó ayer sobre el tanto encajado: "El gol me recuerda mucho al segundo de Cartagena. Volveremos a insistir en ello porque un balón parado no termina en la primera jugada, hay una segunda e, incluso, una tercera. Los despistes cuestan mucho en el mundo del fútbol. Seguiremos insistiendo hasta que lo consigamos, no me voy a cansar en trabajar e intentar hacer las cosas mejor", pero qué duda cabe que empieza a ser el momento de pensar en romper la dinámica negativa fuera de casa y soltar lastre.