BARCELONA

Koeman se queda sin recambio de centrales: Araújo, entre tres a cuatro semanas KO

Malas noticias para el técnico holandés. Las pruebas a las que se sometió el central uruguayo han confirmado una lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha; se perderá un mínimo de tres partidos.

Koeman se queda sin recambio de centrales: Araújo, entre tres a cuatro semanas KO
MARCO BERTORELLO AFP

Ronald Koeman tendrá que afrontar los próximos partidos con el hándicap de contar con sólo dos centrales disponibles en el primer equipo: Gerard Piqué y Clement Lenglet. Y es que las pruebas a las que se sometió esta tarde el central Ronald Araújo confirmaron una rotura en el bíceps femoral de la pierna derecha, que según ha podido saber AS, le podría dejar fuera de los terrenos de juego entre tres a cuatro semanas.

Sin duda, un gran inconveniente en los planes del técnico holandés, ya que a la baja de Araújo, hay que sumar también la del central del filial, Óscar Mingueza, que sufrió una rotura en los isquios de la pierna izquierda el pasado fin de semana, con un pronóstico inicial de dos semanas de baja.

Así pues, ahora mismo, Koeman sólo cuenta con el central argentino del filial Ramos Mingo, para recambio en los partidos de LaLiga, ya que en los de Champions, tendrá que echar mano de alternativas en el primer equipo, tal como hizo durante la segunda parte ante la Juventus, apostando con éxito por Frenkie de Jong, que ya había jugado en esa posición de manera puntual en el Ajax.

Así pues, Araújo se perderá como mínimo los próximos tres partidos: Alavés, Dinamo de Kiev y Betis. Y es que después del partido contra el equipo verdiblanco, hay un parón de casi dos semanas por los compromisos internacionales de las selecciones, regresando el 21 de noviembre ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. En las previsiones más optimistas, el central uruguayo podría estar ya recuperado para este partido.

En todo caso, ya está totalmente descartado, no sólo para los próximos tres partidos sino también para participar con su selección. Un pequeño contratiempo para su progreso, tanto en el Barcelona como con Uruguay, pero hay que tener muy en cuenta que este tipo de lesiones requiere una recuperación lenta para evitar recaídas.