VILLARREAL

Moi Gómez el jugador total para Unai Emery

El centrocampista es de los mejores a la hora de crear, y de los más fuertes a la hora de defender. Su capacidad, lo hace ser ahora mismo un intocable para Emery, como lo era para Calleja.

Moi Gómez el jugador total para Unai Emery
AFP7 / Europa Press Europa Press

Moi Gómez es ahora mismo un intocable para Unai Emery, que ve en el centrocampista un jugador vital para el equilibrio de su equipo. La mezcla entre capacidad ofensiva y creativa del medio, lo hacen ser un jugador clave para el juego del equipo castellonense. Y es que el futbolista alicantino pasa por ser uno de los jugadores que más genera y más busca desbordar y hacer daño, como certifican sus números. Pero además, es uno de los jugadores que más y mejor defiende, con un trabajo de kilómetros y recuperaciones.

Tras siete partidos y en la faceta ofensiva, los números de Moi le hacen ser el jugador que más balones mete en el área, al sumar 31 centros y 12 pases clave, lo que supone llegar por banda y filtrar muchos balones al corazón del área. A ello, se suma que tras siete jornadas, Gómez es el  jugador del Villarreal que más desequilibra, ya que con 12 regates, es el jugador amarillo que más uno contra a uno ha ganado.

En la faceta defensiva, el centrocampista arroja una media de 12 kilómetros por partido, lo que le hace ser el jugador que más corre de su equipo casi siempre. Además, sus seis robos de balón, le hacen ser el segundo futbolista, solo tras Parejo, que más balones recupera para su equipo. Una mezcla que hace que el técnico tenga a un medio recuperador y con un trabajo altísimo, mezclado con un jugador que maneja la pelota, que genera más centros y pases con ventaja que la mayoría de los jugadores de ataque.

Es verdad, que en este arranque le está faltando tirar a portería, ya que con solo tres remates, es uno de los que menos remata de los habituales. Pero, de mejorar ese registro y encontrar el gol, lo de Moi Gómez es ahora mismo de máximo nivel. Por ello, es el chico para todo de Emery, por lo que el técnico le premia con la titularidad cada jornada.