ATLÉTICO DE MADRID

La hora de Vitolo

La lesión de Carrasco hace que el extremo canario vaya a contar más para Simeone debido a la carga de partidos de las próximas semanas y debe reivindicarse.

Vitolo jugando con el Atlético contra el Betis
GABRIEL BOUYS AFP

Vitolo no ha conseguido consolidarse en el Atlético pese a que ya lleva casi tres años en el club. El canario tuvo una llegada abrupta a la entidad colchonera, ya que los madrileños pagaron el importe de su cláusula de rescisión al Sevilla (unos 36 millones de euros) en el verano de 2017. Sin embargo, no pudieron inscribirlo hasta el mercado invernal por una sanción. Por ello, los primeros seis meses los pasó cedido en Las Palmas hasta que, en enero de 2018, ya fue jugador del Atlético a todos los efectos. En este tiempo su rendimiento ha sido menor al esperado a tenor de lo que había demostrado en el Sevilla (28 goles y 44 asistencias en 177 partidos).

Hasta el momento, Vitolo ha jugado 90 partidos con la camiseta rojiblanca, logrando siete tantos y ocho pases de gol, unos números discretos que no el han permitido asentarse como titular en un equipo del nivel del Atlético. El curso pasado fue el 16º jugador de campo en minutos, con 1482, lo que es una muestra de la poca trascendencia que tiene para el Cholo. Un hecho que contribuyó a que el canario perdiera aún más peso en los planes del técnico argentino fue la llegada en enero de un viejo conocido de la afición colchonera, Carrasco, que se desenvuelve en la misma zona del campo que él (el perfil zurdo del ataque).

Este verano el Atlético necesitaba hacer caja para poder reforzar algunos puestos clave y puso varios jugadores en el mercado para conseguir fondos, entre los que estaba Vitolo. Además de Carrasco, también Lemar comparte posición con él, lo que hace que los minutos sean aún más escasos, teniendo en cuenta que el belga es el favorito de Simeone para partir desde ese costado. Por ello, tanto el francés como el canario eran candidatos para salir, pero finalmente ninguno de ellos lo hizo, lo que hace que se mantenga el mismo problema esta campaña.

Durante este tiempo en el club, Vitolo se ha quejado en alguna ocasión sobre su situación en la entidad, reclamando más minutos. La última vez fue la semana pasada, cuando aseguró que “no juego lo que querría”. Sin embargo, hay un par de factores que pueden permitirle dar un vuelco a su estatus en los planes de Simeone. Por un lado, la reciente lesión de Carrasco, que se tuvo que retirar en el partido ante el Betis del sábado por unas molestias musculares en el muslo izquierdo y todavía se desconoce el alcance exacto de la lesión, pero es segura su ausencia en el partido de Champions ante el Salzburgo.

Además, Lemar no está aprovechando las oportunidades que le está dando el Cholo en este comienzo de temporada, pese a lo cual el técnico sigue confiando en él. Ha salido en el once inicial en los dos últimos partidos ligueros sin tener apenas transcendencia en el juego y, de hecho, en el duelo ante los de Pellegrini fue sustituido en el descanso. Por ello, es probable que Vitolo sea el primer recambio en la banda izquierda e, incluso, que sea titular en algún duelo, ya que los rojiblancos afrontarán cuatro partidos en apenas 12 días antes del parón de selecciones de noviembre. Simeone es muy partidario de las rotaciones y dará minutos a todos sus jugadores en esta maratón de partidos. Por eso, es el momento ideal para que el extremo canario demuestre, mientras Carrasco esté ausente y pueda acumular minutos, que merece tener un papel más relevante en el Atlético. Debe pasar de las palabras a los hechos y reivindicarse como el jugador que mostró en su anterior equipo que puede llegar a ser.