RACING

68 segundos tardó Balboa en marcar como racinguista

El delantero uruguayo tuvo el debut soñado con el Racing y se ve ya disponible para salir desde el inicio. Llevaba siete meses sin jugar un partido

68 segundos tardó Balboa en marcar como racinguista
Nacho Cubero DIARIO AS

Ni en sus mejores sueños tuvo Adrián Balboa en el mes que tardó en poder viajar a España desde que fichó por el Racing la sensación de que podría marcar un gol con su nueva camiseta un minuto y ocho segundos después de debutar como racinguista. Eso fue, exactamente (sustituyó a Jon Ander en el 59:55 y marcó, a pase de Cedric en el 61:03), lo que pasó ayer en Lezama. Un gol, además, que valió tres puntos y el primer liderato de la temporada. Hoy era, sin duda, el habitante más feliz de las Instalaciones de La Albericia. No había más que verle disfrutar en el partidillo que disputó junto a los que no fueron titulares ante el Bilbao Athletic. Se permitió incluso marcar un golazo de volea (la que ilustra esta noticia). Parece que empieza en racha su trayectoria con el 19 racinguista en la espalda.

En sala de prensa, tras terminar el entrenamiento, el uruguayo reconoció que "no fue ni siquiera soñado, tercer balón que toco, y gol de la victoria. Estoy muy contento por el gol, pero sobre todo por ganar el partido". Respecto a su estado de forma el charrúa cree que "me sentí muy bien. Si bien no jugué muchos minutos, tuve que hacer mucho sacrificio para mantener el resultado". Aunque Balboa cree que ya podría estar listo para jugar de inicio, "prefiero ir paso a paso, para prevenir lesiones, pero veremos qué decide el míster".

Respecto al nivel futbolístico que dio su equipo en Lezama cree que "el partido fue cambiando, por momentos presionamos alto, por momentos nos juntamos para cuidar el resultado, pero lo importante es que este resultado nos puede dar confianza para animarnos a jugar un poco más. Sea lo que sea, lo importante es ganar. Estamos bien físicamente y tenemos muchos recambios de nivel y entre quien entre lo puede hacer muy bien.