LEGANÉS

Butarque muta a Gran Premio en tributo a Alonso y la nostalgia

El Leganés dedica su cartel online previo a la visita del Oviedo al piloto de Fórmula 1 y lo engarza con el reencuentro ante el rival contra el que encarriló el ascenso a Primera en 2016.

Butarque muta a Gran Premio en tributo a Alonso y la nostalgia
@CDLeganes CD Leganés

El Leganés ha homenajeado a Fernando Alonso antes de recibir al Real Oviedo (la ciudad del piloto) en Butarque, el próximo domingo a las 18:15. Homenaje, eso sí, simbólico. Cibernético. Cosas de unos carteles on-line ya convertidos en tradición (han cumplido siete años) y que esta vez han transformado el estadio del Lega en un circuito para el reencuentro con los carbayones. Uno de esos que volverá a recorrer Alonso la próxima temporada a los mandos de un Fórmula 1.

La estampa del montaje impresiona. Del verde césped al gris pavimento con guiño de humor. No podía ser de otra forma. Una de las curvas luce una pantalla gigante con José Luis Martí, técnico del Leganés, portando las orejeras que aíslan del ruido en los box de cualquier carrera. Un jefe entrenador mutado en jefe de escudería para el 'Gran Premio de Butarque'.

“Reencuentros que aceleran el corazón”, reza el título de este poster con etiqueta de doble sentido (#NoEmocionarseEsDeQ3) y tributo a Alonso. “Quedarse con los buenos recuerdos hace que repetir experiencias vuelva ser maravilloso, ¿O no, @Alonso_oficial? ¡Será un place recibiros de nuevo Real Oviedo!”, anima el copy del texto con el que el Lega lo ha distribuido por redes sociales y que ha elaborado su departamento de comunicación en colaboración con la agencia Hugin and Munin.

El guiño a los reencuentros y el ‘acelerón’ de pulsaciones no es casual. Cabe recordar que el Leganés encarriló el ascenso a Primera en 2016 después de ganar 0-1 al Oviedo (aunque en el Carlos Tartiere) en un partido épico. Aunque Gabriel Pires marcó el único tanto del encuentro, aquel siempre será el día de Serantes y su penalti parado a Susaeta.

“El partido de Oviedo fue el más importante de mi carrera. Gabriel me vacilaba con que por mi culpa nadie se acordó del gol que marcó. Ese día moralmente conseguimos el ascenso”, evocaba en AS el propio Serantes, ahora enrolado en Japón en las filas del Avispa Fukuoka.