CELTA

La petición de Brais cae en saco roto

Durante el parón solicitó "confianza" en una entrevista concedida a AS, pero ante el Atlético volvió a seguir todo el encuentro desde el banquillo.

Brais Méndez realiza estiramientos tumbado en el suelo durante un entrenamiento del Celta.
Lalo R. Villar/LALIGA DIARIO AS

Por primera vez desde que se consolidó en el primer equipo, Brais Méndez encadena tres partidos sin participar por decisión técnica. El internacional español admitió durante el parón, en una entrevista concedida a AS, que "me hace falta confianza para que se vea al Brais que quiero". Una petición que ha caído en saco roto.

El canterano ha desaparecido de los planes de Óscar García después de iniciar como titular su cuarto curso en Primera. Arrancó LaLiga jugando hasta el último cuarto de hora en Eibar, mientras que en los dos siguientes encuentros, frente a Valencia y Valladolid, tuvo minutos saliendo desde el banquillo. Su escasa aportación en Pucela le ha pasado factura.

El mediapunta se limitó a calentar por la banda en los duelos contra el Barcelona y Osasuna, lo mismo que sucedió el pasado sábado ante el Atlético. Pese a los cincos cambios que se pueden realizar en el fútbol de la 'nueva normalidad', Brais se ha quedado con las ganas de ayudar a su equipo dentro del terreno de juego en los tres partidos que el Celta ha cerrado con cero goles en su casillero. Incluso, Óscar optó por dejar una sustitución sin utilizar contra el cuadro colchonero.

El '23' no solo se encuentra por detrás de Denis Suárez, Emre Mor, Santi Mina y Miguel Baeza en la pugna por ejercer de acompañantes de Iago Aspas y Nolito en ataque. A Brais también lo han adelantado los juveniles Gabri Veiga y Miguel Rodríguez en la lista de preferencias de Óscar. La falta de confianza por parte del entrenador resulta evidente y contrasta con la decisión tomado por el club durante el verano, cuando amplió el contrato del mosense hasta 2024.