CHAMPIONS

El Gobierno insiste en no abrir el Pizjuán ni La Cartuja

El consejero de Deportes de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, pide la apertura en los partidos de Champions del Pizjuán, en los de Europa League del Granada y el que España disputará el 17 de noviembre ante Alemania en Sevilla.

El Gobierno insiste en no abrir el Pizjuán ni La Cartuja
Toni Rodriguez DIARIO AS

El Gobierno de España insiste en que "no se dan las condiciones" para abrir parcialmente los estadios al público ya que "la incidencia del coronavirus sobre la población supera ampliamente los límites establecidos por la Organización Mundial de la Salud" en casi todas las autonomías, confirmaron a este periódico fuentes del Consejo Superior de Deportes (CSD).

El consejero de Deportes de la Junta de Andalucía y exseleccionador nacional de baloncesto, Javier Imbroda, ha confirmado que ha propuesto a Sanidad que se puedan celebrar con público y aforo limitado el partido de Champions entre el Sevilla y el Rennes del miércoles 28 de octubre, el Granada-PAOK de Europa League del día siguiente y el encuentro de la Liga de Naciones que España y Alemania disputarán el 17 de noviembre en el estadio de La Cartuja. "Se proponen 2.500 espectadores para una capacidad de 60.000. Hay espacio y distancia más que de sobra. Nuestras propuestas son bastante moderadas, y las hacemos porque el miedo es otra pandemia. Todas las prudencias y cautelas son necesarias, pero tenemos que seguir viviendo. No nos puede paralizar este virus, que es lo que intenta: confinarnos. El confinamiento es un triunfo del virus", dijo Imbroda.

Pero frente a este argumento, el CSD insiste en que "la postura del Gobierno no ha cambiado y es la que se le trasmitió a Ceferin la semana pasada". En esa carta, Irene Lozano, secretaria de Estado para el Deporte, le dijo al presidente de la UEFA que "El Gobierno excluye firmemente la apertura de los estadios a los aficionados y público en general. Es muy improbable que esta posición cambie este año".

La UEFA también pretende que el público vuelva a los estadios poco a poco. Tras la prueba de la organización en la Supercopa de Europa, en Budapest, desde Nyon se han animado a consultar qué países están en disposición de permitir la presencia de aficionados en directo. España insiste en que no lo autorizará porque, como Irene Lozano le recuerda a Ceferin "en nuestro país la tasa de contagio ha alcanzado en las últimas semanas la tasa media de 254/100.000, mientras que la OMS resalta que a partir de una tasa de 50/100.000 se requiere la intervención del Gobierno". "Nada le gustaría más al Gobierno de España que abrir los estadios a los aficionados, pero aún no ha llegado el momento de poder hacerlo", insisten desde el CSD.