RACING - PORTUGALETE

El racinguismo quiere empezar contra el Portugalete a olvidar la pesadilla

Tras una temporada desastrosa en Segunda, el Racing empieza, en casa y ante un recién ascendido, una liga en la que una vez más solo le vale el ascenso

El racinguismo quiere empezar contra el Portugalete a olvidar la pesadilla
Nacho Cubero DIARIO AS

Regresar, una vez más, a Segunda B ya es lo suficientemente duro para el Racing como para además hacerlo con El Sardinero vacío. No va a ser así porque el Gobierno de Cantabria ha autorizado cubrir el 30% del aforo (6.666 de 22.222) y aunque todo apunta a que no se agotará el papel, serán en torno a 4500 los racinguistas que asistan en directo al Racing-Portugalete con el que arranca la liga. En esta categoría el Racing es un grande al que no le vale nada que no sea subir de categoría y la paciencia franciscana con la que su afición asumía los tropiezos en Segunda no se va a repetir en Segunda B. Para arrancar, un recién ascendido que llega a El Sardinero plagado de exracinguistas, empezando por su entrenador, Ezequiel Loza, que hasta hace dos años era responsable de la cantera racinguista y al que los dueños del club le han hecho saber este verano que tiene abiertas las puertas del Racing.

Javi Rozada, que no podrá dirigir su primer partido como entrenador racinguista desde el césped porque está sancionado, no podrá contar para este primer partido con el uruguayo Balboa y el camerunés Sokó, a falta de papeles ni con el lesionado Marco Camus, que no superó una prueba ayer. Incluso Joan Maynau, que está en la lista de convocados, no tiene opciones de jugar ya que no ha completado un solo entrenamiento con el equipo desde hace un mes. En los portugalujos faltarán Ayala, sancionado, y el santanderino Mario Musy, cedido por el Racing con cláusula del miedo incluida.

Los locales, que han estado todo el verano agarrados al 4-3-3, han trabajado durante toda la semana la posibilidad de jugar con tres centrales. En ese aspecto ha sido determinante la contratación del croata Bernardo Matic, que llega con cuatro partidos oficiales en sus piernas esta temporada y que en las primeras sesiones de entrenamiento ha dado una sensación inmejorable con el balón en sus pies y que, además, pone sobre la mesa sus 194 centímetros de altura para las acciones a balón parado. No parece, eso sí, demasiado rápido y está por ver como empasta con Figueras. Si al final el ovetense se decide por cambiar el dibujo de inicio, podría apostar por dos puntas arriba. Con Balboa a falta de 'un papel' y Cedric carente de rodaje para 90', el acompañante de Jon Ander podría ser el veterano Álvaro Cejudo, que el viernes anunció que colgará las botas, con 37 años, al terminar esta temporada. 

El Racing, pese a su historia y su supuesto potencial, es un equipo nuevo, al que han llegado a última hora (o no han llegado todavía, caso de Patrick Sokó) algunos de los refuerzos con más jerarquía y todo apunta a que le costará algunas semanas coger su velocidad de crucero. De hecho, los últimos amistosos, ante Alavés B y Amorebieta, fueron claramente decepcionantes y solo en medios partidos, Sanse, Gimnástica, Sporting B o Bilbao Athletic, han dejado pistas del poderío que se le supone. Y se le exige. El Portu, por el contrario, tiene una base sólida que viene de la plantilla del ascenso, mantiene al entrenador y se ha reforzado con jugadores con varios trienios en la categoría. Ha firmado un gran verano y su perfil se parece más al de Lealtad, Laredo o Amorebieta (este en un escalón superior) que a los filiales ante los que mejor se han expresado los de Rozada.

El partido de esta tarde, más allá de los puntos en juego, muy importantes porque se arrastrarán hasta el playoff, puede pasar a la pequeña historia del racinguismo por el estreno en el primer equipo de dos canteranos en los que están puestas muchas esperanzas: Pablo Torre y Álvaro Mantilla. El puñal y la roca.

Ficha del partido y posibles onces

RACING: Iván Crespo; Mantilla, Matic, Figueras; Ceballos, Villapalos, Nana, Pablo Torre, Bustos; Cejudo y Jon Ander. Suplentes: Lucas Díaz, Óscar Gil, Andrade, Maynau, Íñigo, Benktib, Martín Solar, Cedric y Siverio.

PORTUGALETE: Mediavilla; Zekri, Moya, Santamaría, Nacho Ruiz; Chopi, Salado; Diego Rozas, Isuskiza, Güemes; y Urko Vera. Suplentes: Ioritz, Álex Rodríguez, Camus, Murúa, Esteve, Salinas, Valero y Thaylor.

Árbitro: Carbajales Gómez (Asturiano)

El Sardinero. El aforo esta limitado al 30% de la capacidad del estadio: máximo 6666 espectadores.

De El Sardinero a casa

El Racing ha querido dar su apoyo a la campaña del Gobierno de Cantabria que recomienda a los cántabros el autoconfinamiento y aunque abre las puertas de sus estadio a un máximo de 6666 abonados ha emitido un comunicado titulado 'De El Sardinero, a casa', en el que recomienda a sus seguidores que limiten al máximo la interacción social antes, durante y después del partido.