REAL MADRID

El Cádiz aceleró el despido de Benítez en el Real Madrid

La sonada alineación indebida de Cheryshev en Copa ante los gaditanos eliminó al equipo blanco. Era un Cádiz en Segunda B y 33 días después empezó la Era Zidane...

El Cádiz aceleró el despido
de Benítez en el Real Madrid
MIGUEL ANGEL MORENATTI

El breve régimen de Rafa Benítez en el Real Madrid, apenas 215 días, aceleró su colapso durante un partido contra el Cádiz. El club blanco vuelve a cruzarse con los gaditanos después de una noche para la historia negra de la entidad en la Copa del Rey. Fue el 2 de diciembre de 2015 y lo que se preveía una ronda temprana y asequible ante el Cádiz, por entonces penando en Segunda B y con Dani Güiza como estrella, devino en pesadilla que sumió al Madrid en un desastre sin precedentes. En la ida en el Carranza Benítez dio entrada a Cheryshev tras el descanso sin saber que el ruso estaba sancionado (acumulaba el castigo desde la temporada anterior, con el Villarreal) y su equipo incurrió en alineación indebida. Un error mayúsculo del Madrid que supuso la eliminación ipso facto de la competición (el partido había terminado 1-3) pese a que la entidad intentó agotar todas las vías legales que pudo...

En Barcelona, huelga casi decirlo, se cebaron de lo lindo. La Prensa de la ciudad condal no dejó títere con cabeza (‘La gran pifia’ tituló Mundo Deportivo y Sport llevó a toda portada el titular ‘Escándalo’) y se vivieron horas de turbulencias máximas, desde el mismo césped del Carranza, donde una cámara captó el nerviosismo de Florentino y Butragueño, hasta la comparecencia sólo un día después del presidente madridista para defender la inocencia del club. A Benítez el desastre burocrático le dejó otra mella más en su ya de por sí maltrecha armadura. El durísimo 0-4 del Clásico unas semanas antes (el Bernabéu gritó "¡Florentino, dimisión!) fue una cornada muy grave y lo de Cádiz se sumó a una derrota contra el Villarreal. Benítez llegó de milagro al final del año pero un empate en Mestalla cerró su destino.

Florentino tendría que volver a ponerse ante los micrófonos sólo 33 días después de hacerlo tras el Caso Cheryshev, esta vez para anunciar simultáneamente el despido de Benítez y el desembarco de uno de los iconos madridistas, Zidane, que subía del Castilla para intentar arreglar el desaguisado. El Caso Cheryshev se sumó al decálogo de errores que le costaron a Benítez el puesto. Cinco meses después, Zizou levantó la Undécima... y el Cádiz retornaría a Segunda División. Así es el fútbol.