REAL MADRID

Zidane tira de Pipi, el otro japonés del Real Madrid

Tras el fin de semana libre, el equipo volvió al trabajo. Asensio y Militao lo hicieron dentro de las instalaciones y en el césped. Hazard, sólo dentro.

Zidane tira de Pipi, el otro japonés del Real Madrid
Real Madrid

Después de unos días de desconexión, desde el final del entrenamiento del pasado viernes hasta las 17:30 horas de este lunes, el Real Madrid se ha vuelto a calzar las botas. Los de Zidane se han entrenado esta tarde en Valdebebas con los no convocados por sus selecciones, los que regresaron de sus concentraciones con sus países por motivos médicos y los refuerzos de la cantera. Entre ellos ha destacado un juvenil, el japonés Pipi (Siga, 24-10-2003).

A Pipi esta temporada les correspondería estar en el Juvenil B. Sin embargo, en el club esperan que vaya entrando en el Juvenil A y, de continuar con esta progresión, pueda aparecer por el Castilla, con el que Raúl le ha citado en tres ocasiones en semanas anteriores. Todavía con 16 años, llegó con diez a La Fábrica. Muy habilidoso y encarador, su posición natural es la de mediapunta, aunque ha jugado mucho de medio centro. El 8 de octubre The Guardian le incluyó en su lista de los 60 mayores promesas del 2003.

Hazard, en el interior de las instalaciones

Otros nombres propios en la Ciudad Real Madrid han sido los de Mariano (recuperándose de una amigdalitis), Militao (saliendo de una lesión muscular) y Asensio (superando una faringitis), que se ejercitaron tanto en el césped como dentro de las instalaciones. A priori, el balear llegará para el Cádiz, el día 17 en el Alfredo di Stéfano (18:30 horas, Movistar LaLiga). En esos interiores se quedaron en todo momento Hazard, Courtois, Carvajal y Odriozola, descartados para el próximo encuentro. Se confía en que el meta esté pronto disponible.

Por lo demás, los porteros, sin Courtois, se entrenaron a parte y los jugadores, en grupos, se centraron en la presión y en la posesión, y realizaron series de combinación y finalización en porterías pequeñas. Por último, hubo espacio para lo táctico y partidos en campos de reducidas dimensiones.