REAL VALLADOLID

Masip: "Me siento afortunado de no haberlo pasado peor"

Contó como han sido estos días en los que ha pasado la enfermedad junto a su mujer y su hijo pequeño. Recuperado, describe el proceso en su caso como una fuerte gripe

Masip: "Me siento afortunado de no haberlo pasado peor"
Real Valladolid

Jordi Masip ha sido uno de los protagonistas del Real Valladolid en las últimas semanas, tal vez un protagonista silencioso, pero de plena actualidad desde que dio positivo en una de las pruebas PCR que pasa la plantilla del Real Valladolid y hubo de ser confinado junto a su familia durante 15 días. Una vez superada la enfermedad y tras volver a los entrenamientos, el portero pasó por los micrófonos de la Cadena SER y contó como ha vivido estos días de incertidumbre: "Me ha tocado pasar el covid y por suerte no ha sido nada grave. Ha sido como pasar una gripe fuerte para mí y para mi mujer. Mi hijo pequeño por suerte ha sido asintomático. En mi caso he tenido los síntomas de una fuerte gripe, durante una semana estás bastante hecho polvo, con dolor de cabeza, con fatiga muscular como la de la gripe... fiebre dos días, con el malestar que genera estar así y eso es lo más incómodo".

Al margen de la prueba PCR, Masip ya sospechó que algo pasaba con los primeros síntomas: "El martes ya empecé a tener esos síntomas de los que he hablado, mal estar general, dolor de cabeza y de garganta, fiebre... y eso es lo que me alarmó. Tuve la esperanza de que sólo fuera una gripe normal, pero no, al día siguiente me hicieron las pruebas y ya se confirmó".

Jordi Masip ha estado confinado con su familia y eso es lo que le ha hecho estar más preocupado: "Sufres más por ellos que por tí mismo. Yo pensé: pues ya lo pasaré, pero no sabes como les puede afectar a ellos, sobre todo a mi hijo pequeño; por suerte el no tuvo síntomas y parece que a los niños no les ataca fuerte. Somos personas como el resto y también nos toca vivirlo como a cualquier persona".

Masip cuenta lo que le pasó por la cabeza cuando estaba esperando a mejorar y a superar la enfermedad: "Intenté ser positivo, como lo soy siempre y pensar que si me tocaba, que fuera lo menos posible. El problema de este virus es que no sabes como te puede afectar porque a cada uno le afecta de una manera. Unos no se enteran, otros como yo lo pasan como una gripe, otros lo pasan muy mal... es un virus realmente extraño".

Una vez que superó la enfermedad y ya dio negativo en los test era el momento de volver al trabajo, con el esfuerzo físico que eso implica; por fortuna Masip no tiene secuelas físicas más allá de lo que supone parar dos semanas para un deportista de élite: "No he notado nada fuera de lo normal más allá de las consecuencias de la inactividad. Ya llevo una emana entrenándome y no noto nada raro, sólo la falta de ritmo que te hace estar algo más fatigado de lo normal. La primera semana en casa no pude hacer nada, pero la segunda ya empecé a hacer algo de ejercicio que me causó fatiga pues estaba aún muy reciente; ahora no noto nada fuera de lo normal".

Desde su experiencia de haberlo pasado, Masip ha reforzado su idea de precaución ante lo que estamos viviendo: "Siempre he tenido bastante respeto y como todo el mundo he intentado cumplir las normas. Aunque al principio dijeron que no era nada, siempre tienes la incertidumbre y el miedo de como te puede afectar y más lo que les pudiera pasar a mi mujer y mi hijo, por eso siempre le he tenido mucho respeto. Las cifras están ahí, no es una cosa que no exista y hay que tener mucho respeto y cumplir con todas las normas que nos indican desde sanidad".

La conclusión del jugador es "me siento afortunado por no haberlo pasado peor y por la suerte de no tener familiares mayores que hayan corrido riesgos. Mi mujer ha sido similar a lo que yo he pasado pero sin fiebre pero con los dolores de cabeza".

En esos días Masip confesó que "la primera semana no me veía ni con fuerzas de entrenar... el fútbol pasa a segundo plano y lo principal es tu salud y la de los tuyos".