Las Palmas

Las Palmas se retracta y saca del ERTE a Christian Rivera y Raúl Fernández

El centrocampista se queda como un futbolista más del primer equipo para Pepe Mel, mientras que el portero se queda sin ficha por su lesión.

Las Palmas se retracta y saca del ERTE a Christian Rivera y Raúl Fernández
Diario AS

Donde dije Digo, Diego. Tras anunciar ayer a última hora que Cristian Rivera y Raúl Fernández serían incluidos de nuevo en el ERTE que ya tuvo que aplicar Las Palmas en tiempos del confinamiento que trajo aparejado el COVID-19, la propia entidad grancanaria acaba de anunciar lo contrario, es decir, que ninguno de los dos futbolistas se verá afectado por dicha posibilidad laboral que el Gobierno de España alargó hasta el 31 de enero de 2021.

No se contaba con ninguno de los dos, aunque la suerte parece haber cambiado para Cristian Rivera, acaso la ficha más cara de la plantilla. Así, según afirmó Las Palmas en un comunicado, el centrocampista pasa a ser un jugador más del primer equipo amarillo, como le confirmó Pepe Mel al resto de la plantilla.

Por su parte, poco cambia la situación para Raúl Fernández. Cierto es que el portero vasco cobrará su salario íntegro pero sin queda sin ficha, por lo menos hasta la apertura del mercado invernal, por sus problemas físicos. El club, de hecho, tampoco lo disimula. “… atendiendo a los criterios de los servicios médicos de la UD Las Palmas, el jugador no será apto para participar en competiciones oficiales, al menos, hasta enero de 2021. Por lo que se estima necesario liberar esa ficha federativa y que pueda ser ocupada por otro jugador en plenas condiciones físicas, que pueda contribuir al cumplimiento de los objetivos deportivos de la UD Las Palmas para la actual temporada”, según reza el comunicado.

En medio de dimes y diretes, de artimañas legales de dudosa reputación, Las Palmas se vio obligada a sacar del ERTE, en el que siguen varios trabajadores, a ambos futbolistas en previsión de posibles problemas legales. La situación era tan hilarante que el propio Rivera figuraba hasta ayer inscrito en LaLiga pese a que el club no contaba con él, como manifestaron sus dirigentes incluso antes de que empezara la temporada. No ocurrió lo mismo con Cristian Cedrés, al que le dieron ficha a última hora.

Los fichajes, hasta nueve, seguían cayendo mientras que a determinados futbolistas se les negaba la posibilidad de ejercer su trabajo en igualdad de condiciones. Y ahora, de un día para otro, Pepe Mel suma un nuevo refuerzo para su centro del campo. Cuando Raúl reciba el alta médica el problema será otro.