ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético tiene una mina en su cantera: 400M€ desde 2007

La salida de Thomas por 50 millones, sumada a la de Caio Henrique (8) llenó las arcas del club. Una fuente de ingresos, pero también una pérdida de identidad.

Lucas Hernández y Thomas Partey.
DANI SANCHEZ DIARIO AS

El Atlético tiene una de las canteras más potentes del mundo. Jugadores que, formados en la academia rojiblanca, acaban siendo de los mejores en sus respectivos puestos. Sin embargo, en los últimos años es habitual que una vez destaquen en el equipo colchonero acaben saliendo por cifras millonarias que sanean las cuentas del club, pero conllevan una pérdida de identidad. 

Esta temporada, tan solo Koke, Saúl y Manu Sánchez tienen ficha del primer equipo como canteranos rojiblancos. El lateral izquierdo se estrena tras su buen hacer en los minutos que disputó el curso pasado. Sin embargo, en el último día de mercado Thomas Partey dijo adiós al equipo por el importe de los 50 millones de su cláusula. El ghanés había llegado a la cantera rojiblanca en el año 2012 y fue creciendo en el Atleti B hasta asentarse en el primer equipo tras sus productivas cesiones al Mallorca y al Almería. Thomas evolucionó hasta ser la temporada pasada el tercer jugador con más minutos de la plantilla tras Oblak y Saúl, pero finalmente puso rumbo a la Premier League sobre la bocina. Este mismo verano Caio Henrique regresó al club tras tres cesiones en Brasil, pero no para quedarse, si no para salir traspasado al Mónaco por 8 millones

Más de 400 millones desde Torres

Un año antes, Thomas había compartido centro del campo con Rodrigo Hernández. En el caso del madrileño, había regresado al club donde se formó desde alevín hasta cadete antes de marcharse al juvenil del Villarreal. El Atlético consiguió su regreso en el verano de 2018 a cambio de 25 millones, pero solo una temporada después puso rumbo al Manchester City por los 70 millones de su cláusula. Ese mismo verano de 2019 dijo adiós Lucas Hernández, otro canterano por el que se pagaba su cláusula, en el caso del francés de 80 millones. El campeón del mundo se marchó al Bayern de Múnich después de haber ido superando etapas como rojiblanco hasta hacerse un hueco en los esquemas del Cholo como central o lateral izquierdo. 

Así, el de Thomas es el tercer caso de un canterano que se marcha por el importe de su cláusula en poco más de un año. En ese mismo verano de 2019, Pierre Kunde puso rumbo al Mainz por 7,5 millones. Echando la vista atrás, desde el traspaso de Fernando Torres al Liverpool por 38 millones en el verano de 2007, el Atlético ha sumado más de 400 millones a través de la venta de jugadores de su cantera. El Niño fue la salida más traumática, la gran estrella del equipo y el referente del club en todos los ámbitos. Pero las necesidades económicas unidas a las decepciones deportivas llevaron al '9' a salir, con la incorporación de jugadores como Forlán, Raúl García o Simao ese mismo mercado. 

Ventas de canteranos más caras

Jugador Destino Precio
Lucas Bayern 80M€
Rodrigo Man. City 70M€
Thomas Arsenal 50M€
Torres Liverpool 38M€
Theo R. Madrid 30M€
De Gea Man. United 25M€
Óliver Oporto 20M€
Borja Bastón Swansea 18M€
Mario Suárez Fiorentina 15M€
Roberto Benfica 8,5M€

La siguiente gran operación de un canterano también sería rumbo a la Premier League, con De Gea dejando el Atlético gracias al buen nivel mostrado en la portería tras brotar de la cantera para firmar por el Manchester United. Fue en el verano de 2011 y los reds devils pagaron 25 millones por él. Entre medias se habían producido otras operaciones como la venta de Mario Suárez (0,8M€), Roberto (8,5) o Camacho (1,5). Un año después de la marcha de De Gea sería Álvaro Domínguez el jugador que saliese tras formarse en la cantera colchonera (8 millones). Para superar la decena de millones, pasando por los 4 ingresados por Joel o los 6 de nuevo por Roberto, hay que irse al traspaso que acabó con Savic en el Atlético en 2015

En la operación con la Fiorentina, el central llegaba a Madrid con Mario Suárez haciendo el camino inverso. En esa operación, el pivote estuvo valorado en 15 millones, rebajando el pago por el montenegrino. Un año después Borja Bastón se marchaba al Swansea inglés por 18 millones. Una trágica lesión en su debut con el primer equipo del Atlético lastró su etapa de rojiblanco, pero con su brillo durante su cesión en el Eibar llegó el gran interés del equipo galés. En el verano de 2017 se rompió el acuerdo que cerraba los fichajes entre el Atlético y el Real Madrid cuando el equipo blanco se hizo con los servicios de Theo Hernández, hermano de Lucas, por 30 millones de euros, cifra ligeramente superior a la de su cláusula para llegar a un acuerdo que no tensase las relaciones entre clubes. Óliver Torres por su parte puso rumbo definitivamente al Oporto por 20 millones después de haber jugado cedido en el equipo portugués. 

Un total de más de 400 millones ingresados desde 2007 por futbolistas que dieron sus primeros pasos en el club rojiblanco, pero que buscaron otros destinos en su carrera en muchos casos tras haberse convertido en piezas claves en el Atlético (Torres, De Gea, Lucas, Rodrigo, Thomas...) aunque en otras operaciones se produjeron sin haber llegado ni a tener la oportunidad de asentarse en el primer equipo colchonero como Theo, Kunde o Borja. Una fábrica de millones, pero con el hándicap de ir perdiendo jugadores de la casa que conocen desde niños el latir rojiblanco y con los que más se pueden identificar los aficionados. Siempre quedarán Koke y Saúl, que rechazaron todas las ofertas que han ido recibiendo y que año tras año siguen sumando partidos para convertirse en historia viva del Atlético.