ATLÉTICO DE MADRID

Thomas, el cuarto pupilo de Simeone que paga su cláusula

El ghanés del Atlético se fue al Arsenal el último día de mercado y se une a Rodrigo, Lucas y Griezmann como los jugadores que compraron su libertad.

Jugadores del Atlético que se fueron por su cláusula

El culebrón Thomas tuvo su capítulo final ayer, último día del mercado estival. El Arsenal llevaba detrás del centrocampista del Atlético desde hace dos meses aproximadamente, pero los rojiblancos se negaban a negociar la salida del ghanés y sólo aceptaban que saliera por el importe de su cláusula (50 millones de euros). Los londinenses se resistían a hacer frente a esa cantidad y trataron de rebajarla incluyendo jugadores en la operación, como Lacazette y Guendouzi. Ante el rechazo de la entidad colchonera a aceptar otra fórmula que el pago íntegro del valor de su libertad, finalmente depositaron esa cifra en LaLiga y se hicieron con los servicios de Thomas.

No es el primer futbolista rojiblanco que decide marcharse haciendo frente al pago de su cláusula de rescisión desde la llegada de Simeone al banquillo colchonero (en diciembre de 2011). El primero fue Rodrigo, que fichó por el Manchester City en el verano de 2019 pagando 70 millones de euros, la cantidad que estipulaba su contrato para quedar libre. El mediocentro, excanterano del Atlético, había llegado sólo un año antes al club procedente del Villarreal. En ese periodo a las órdenes de Simeone jugó 47 partidos entre todas las competiciones, marcando tres goles y dando dos asistencias en 3675 minutos sobre el césped.

El verano pasado se produjeron dos casos más de futbolistas del Atlético que hicieron las maletas pagando el importe de su libertad y con un denominador común: ambos eran franceses y campeones del mundo. Uno de ellos fue el lateral izquierdo Lucas Hernández, que llevaba en el futbol base de la entidad desde 2007. El defensa decidió salir rumbo a Múnich para jugar en el Bayern y se anunció su salida en el mes de marzo, aunque no se haría efectiva hasta el final de la temporada. El precio que tuvieron que pagar los bávaros fue 80 millones de euros (era el importe de su cláusula, pero hubo un acuerdo entre clubes). Lucas dejó la entidad tras cuatro temporadas en la primera plantilla, en las que participó en 110 duelos entre todas las competiciones, anotando un tanto y dando cuatro pases de gol.

El otro futbolista colchonero que salió del equipo en el mercado estival de 2019 fue Griezmann, la bandera del proyecto rojiblanco en los últimos años. El francés se marchó al Barcelona previo pago de los 120 millones de euros que estipulaba su cláusula de rescisión. Sin embargo, posteriormente los azulgranas pagaron 15 millones más para zanjar un conflicto con el Atlético por la cantidad que deberían haber pagado por el jugador. Griezmann había llegado en el verano de 2014 al club procedente de la Real Sociedad y se había convertido en el emblema de la entidad, siendo el máximo goleador del equipo en todas las temporadas. En total disputó 257 encuentros como rojiblanco entre todas las competiciones, consiguiendo 133 dianas y dando 50 asistencias.

Heitinga, un caso especial

Además, como curiosidad, hubo otro jugador que, al igual que Thomas, decidió apurar el mercado para salir del club, aunque no por el importe de la cláusula. Se trata de Johnny Heitinga, central holandés que llegó al Atlético en el verano de 2008 procedente del Ajax a cambio de 10 millones de euros y, tan sólo un año después, salió rumbo al Everton inglés por unos siete millones. Sin embargo, esta operación tuvo una peculiaridad y es que la venta se produjo con el mercado de fichajes español ya cerrado debido a que el plazo concluía en nuestro país el 31 de agosto y en la Premier el 1 de septiembre, lo que habilitó a los `toffes’ a hacerse con el holandés e imposibilitó a los rojiblancos poder fichar un recambio al haberse producido su salida mediante un acuerdo y no “forzada” mediante el pago del valor de su libertad.