LEVANTE

Domínguez: "Campaña es un jugador diferente"

Ernesto Domínguez, el 'Galgo de Vallejo', primer internacional internacional de la historia del Levante da la bendición a José Campaña en AS.

Domínguez: "Campaña es un jugador diferente"
LEVANTE UD

El 1 de diciembre de 1963, Ernesto Domínguez (Mora de Ebro, 1941) vivía su estreno con la Selección española. Hasta la fecha, el único jugador del Levante que ha lucido los colores del combinado nacional directamente desde el club granota. 56 años más tarde, José Campaña tiene ante sí la oportunidad de hacer historia en el equipo donde ha alcanzado la madurez futbolística. El 'Galgo de Vallejo' bendice en AS al 'Mago de Orriols'.

El Levante vuelve a la Selección 56 años después...

Yo, que soy levantinista, me alegro siempre de las cosas buenas que le pasen al Levante. Una de ellas es este nombramiento de Campaña con la Selección, que ayer le vi jugar contra el Sevilla y estuvo magníficamente bien. Lamentablemente encajamos el gol en los últimos minutos. Una pena. Hasta el final uno no se puede relajar...

De internacional a internacional, ¿qué consejo le daría a Campaña?

Le aconsejaría que no se emocione mucho cuando toquen el himno nacional. Le desearía suerte. A ver si el seleccionador lo saca, si no es en primera línea, en la segunda parte.

Tiene tres partidos por delante...

Fantástico, pues entonces seguro que lo sacará y yo me alegraré muchísimo por este chicho. El otro día, contra el Sevilla, me encantó. Lo vi y me gustó muchísimo. Es trabajador y tiene mucha clase.

¿Qué importancia tiene Campaña en el Levante actual?

Me alegré mucho cuando llegó al Levante. Fue un fichaje fantástico. Es un jugador diferente. El Levante ha tenido jugadores importantes, pero nunca han llegado a internacionales. Me parece una gran noticia que lo hayan seleccionado y espero que esté muchos años.

Toma su relevo. ¿Qué supuso su convocatoria por España?

Hombre, imagínese, fue la primera vez. Yo estuve seleccionado por Villalonga, que era seleccionador nacional, y jugué el partido contra Bélgica en Mestalla. Perdimos 1-2.

¿Cómo recuerda aquella experiencia?

Recuerdo una Selección con Iribar de portero, delante estábamos Félix Ruiz, Zaldúa, Gento, Amancio y yo... Siempre cuento que Paco Gento, que era más veterano, me cogió en el túnel y me dijo: 'oye, chaval, a mí la pelota me la tiras al pie, no me hagas correr'. Yo tenía 20 o 21 años y pensaba: 'con lo que corre él y no quiere tirar, no sé cómo vamos a salir de aquí...'.

¿Qué le parece que Luis Enrique se fije en el Levante?

Es una buena señal, una muestra de que están en el buen camino para hacer del Levante un equipo grande, que pueda competir con el Valencia. Competir ya compite, pero con posibilidades. Porque tiene gente de mucha calidad. El otro día contra el Sevilla, por ejemplo, fue una pena que le marcaran ese gol al final del partido. Se merecía el empate o algo más.

¿Cómo ha vivido ese crecimiento?

Exactamente, esa es la palabra, crecimiento. Lo he visto que ha crecido como equipo y como entidad. De lo cual me alegro mucho. Yo siempre he sido levantinista, aunque ahora soy un poco más mayor y no puedo ir a verlos jugar como hacía cuando era más joven. Pero me alegro mucho por el Levante y por Quico Catalán.

Otra historia en sus tiempos...

El Levante ha progresado mucho, pero muchísimo, desde que yo jugaba. El Levante ha mejorado, tiene equipo y entrenador, que ya lleva mucho tiempo. Esa es la realidad. Da gusto verles jugar. El equipo tiene estilo propio y eso es lo más importante: la personalidad que le puede dar un entrenador a su equipo.

Cuenta la leyenda que su Levante, el de Domínguez y Wanderlei, también era muy ofensivo.

Era un Levante que planteaba los partidos para ganar. Íbamos al Bernabéu a ganar, y en todos los campos. Éramos un equipo sumamente ofensivo. Ganase, perdiese o empatase, siempre salíamos hacia adelante. Siempre salíamos para adelante. Era una realidad.

¿Le da la sensación que Paco López ha recuperado el espíritu de ese equipo?

Yo creo que el Levante está progresando. El presidente me ha invitado y me he acercado algún año, ahora estoy algo más fastidiado, pero a mí me gusta un Levante como el de aquella época: que íbamos a Sarriá y empatábamos cuatro a cuatro y luchábamos siempre para marcar e ir hacia adelante. Me identifico con el equipo de ahora, el otro día vi una presión alta como equipo y vi un Levante que me gustó muchísimo.

Este domingo toca el Madrid. ¿Espera sorpresa?

Es difícil decirlo. Lo único que le pediría al Levante es que siga teniendo personalidad y si sabe jugar presionando arriba, mejor. Todos deben estar concienciados de que se puede dar el milagro en cualquier sitio.

Usted que es la voz de la experiencia. ¿Cómo vive la situación actual del coronavirus?

Yo, personalmente, creo que es un deber social guardar la cuarentena. Hace tres meses que no salgo de casa, porque me parece que tengo un deber social para ver si nos sacamos de encima este bicho que corre.

¿Y cómo ve la situación actual del Levante?

Guardo una gran amistad con Quico Catalán y con su padre. Casi cada vez que vienen a Barcelona, los voy a ver o ellos me llaman. Con Quico Catalán, el Levante ha avanzado dos décadas. Se lo toma muy en serio y está muy acertado. Se lo digo a él y a su padre, que normalmente viene aquí al Camp Nou o a Sarriá, siempre les deseo mucha suerte y les doy las gracias por su labor por el club.