CROTONE 0 - MILAN 2

Brahim se estrena con gol en la segunda victoria del Milan

El malagueño, en su primer partido oficial como titular, marcó uno de los dos goles del Milán en Crotone. Los de Gattuso destrozaron al Genoa: 6-0 con doblete de Lozano.

Brahim Díaz celebró a lo grande su primer partido oficial como titular con la camiseta del Milán. El malagueño, con una muy buena actuación en el 4-2-3-1 de Pioli, fue uno de los protagonistas del triunfo en Crotone, el segundo consecutivo para los rossoneri.

Los milaneses, con Tonali en el once incial, tuvieron el mando del enfrentamiento desde sus comienzos y en la primera parte, tras haber golpeado el larguero con un testarazo de Kjaer, se adelantaron con un penalti de Kessie (forzado por Rebic). El Milán alargó su ventaja en el arranque de la reanudación, cuando Brahim empujó entre palos un centro de Saelemaekers, coronando su gran tarde. El delantero estuvo muy presente en las jugadas ofensivas de su equipo y el primer gol en el Calcio fue un premio merecido.

El Crotone apenas pudo reaccionar y los rossoneri, que antes del pitido final remataron otra vez al larguero con Krunic, se llevaron el triunfo sin despeinarse, aunque con una mala noticia. Rebic tuvo que ser sustituido en el 56': una caída le proporcionó una lesión en el codo. Sin Ibrahimovic, que está luchando contra la covid (o al revés, como lo dijo él), la presencia del croata es fundamental.

Tarde de alegría también para el Nápoles, que suma su segunda victoria destrozando 6-0 al Genoa. El partido fue aplazado de tres horas por el positivo en covid-19 de Perin: el club ligure tuvo que esperar la segunda ronda de pruebas para viajar, y Schone también resultó contagiado. Ambos, obviamente, están aislados en sus domicilios.

Hubo dudas hasta las cinco de la tarde también por la tormenta que está asolando la ciudad sureña, pero finalmente se jugó y fue un festival de goles azzurro. Gattuso salió de inicio con un valiente 4-2-3-1, con dos mediocentros muy ofensivos como Fabián y Zielinski, e Insigne, Mertens, Lozano y Osimhen arriba.

‘Ringhio’ tuvo premio: los suyos fueron imparables. Tras apenas 10 minutos Lozano abrió la lata con un movimiento estilo Callejón, recibiendo un centro de Mertens, pero la lluvia de goles llegó en la segunda parte. Zielinski (tras un taconazo de Osimhen), Mertens, otra vez Lozano (fue su primer doblete italiano), Elmas y Politano participaron a un festín que solo tuvo dos lunares. En el final del partido hubo una pelea entre los jugadores fuera de lugar considerando el marcador, y en la primera parte Lorenzo Insigne tuvo que abandonar el campo por una lesión en el muslo que parece seria. Quitando eso, a Gattuso le sobran motivos para sonreír.