BETIS 2 - REAL MADRID 3

Aprobados y suspensos del Real Madrid: otra vez Ramos...

El capitán hizo el 2-3 para cerrar la remontada. Courtois salvó y falló, Varane y Fede se reivindicaron y Casemiro naufragó. Jovic se quedó en un fogonazo.

Courtois. Hizo su milagro de cada día, sacándole con 0-0 en el 7' un cabezazo a bocajarro a Sanabria. El 1-1 le era imposible y en el 2-1 debió hacer más. Luego, en el 76', voló para impedir el 3-2 de William Carvalho.

Carvajal. Cortó por los pelos, nunca mejor dicho, en el 30' un buen centro y dio el pase que acabó en el 2-2, de Emerson en propia puerta.

Varane. De nuevo el mejor en defensa, sacando su trabajo y haciendo el de sus compañeros en varias ocasiones. Taponó a Fekir en el 4' y se cruzó muy bien, en el área y fuera, en el 32' y en el 51'.

Ramos. Sufrió continuamente al salir de posición. En el 15' perdonó lo que nunca perdona, un gol fácil, en el 68' mereció marcarlo con una falta que se marchó fuera por muy poco y en el 82', de penalti a lo Panenka, se desquitó. Y van 22 penas máximas consecutivas para dentro. Una diana especial, además, por el rival y por conseguir ser el tercer jugador que ve puerta en 17 temporadas seguidas en la historia de Primera.

Mendy. El nuevo esquema, con dos delanteros, le invitaba a un ida y vuelta continuo y respondió en el primer periodo. En el 6' tuvo la primera de la noche, pero se enredó en el recorte y su tiro fue defectuoso.

Valverde. Enérgico y con presencia en todo el campo, aunque Zidane siga escorándole en la derecha. Su gol en el 14', en funciones de '9', le sirvió de mensaje: ha perdido algo de protagonismo y quiere recuperarlo. También ayudó a crear el 2-2, abriendo para Carvajal, e insistió por la banda.

Casemiro. Suplente ante la Real, estuvo flojo en el cuerpo a cuerpo y torpe con el balón. Perdió el duelo aéreo con Mandi en el 1-1. En el 6' habilitó bien a Mendy, que no finalizó en condiciones.

Kroos (cambiado en el 45'). Un error suyo en la entrega originó el 2-1. Antes de ser sustituido, muy pegado al descanso por lesión, anduvo cerca de asistir a Benzema.

Odegaard (cambiado al descanso). Sigue sin soltarse, jugando como si tuviera que pedir permiso. Le dejaron en un dos contra uno en el córner del 1-1 y no siguió a William Carvalho en el 2-1.

Benzema. Mareó a Álex Moreno hasta encontrar el hueco para conectar con Valverde en el tanto del uruguayo. Volvió a exhibir su catálogo de movimientos, aún más liberado por la presencia de Jovic. Se le hizo tarde en el 45', incomprensiblemente tampoco remató en el 71' y tampoco afinó en el descuento, pero antes había forzado el autogol de Emerson y puesto a Jovic delante de Joel.

Jovic (cambiado en el 72’). Sorprendentemente titular, pasó de puntillas por la primera mitad y se activó en la segunda. Ahí dejó un disparo rechazado en el 61' y cinco minutos después propició la roja a Emerson.

También jugaron:

Modric (salió en el 45'). Asumió la responsabilidad en la circulación, clarividente como es costumbre en él.

Isco (salió tras el descanso). Con poca incidencia, casi sentencia desde el corazón del área en el 84', pero se estrelló en Joel.

Mayoral (salió en el 72'). Sus dos primeras intervenciones fueron sendos fuera de juego. Provocó el penalti del 2-3, motivo suficiente para que Zidane continúe sopesando cerrarle la puerta de salida.