FRANCIA

Las rebajas del PSG

El conjunto parisino necesita sanear las cuentas y, para ello, pretende hacer caja con las ventas de Julian Draxler, Idrissa Gueye y Thilo Kehrer.

El Paris Saint Germain, a pesar de la titánica fortuna que le respalda, también debe hacer números y sanear cuentas. No hay que olvidar que el Fair Play financiero, por mucho que con la pandemia se haya aflojado el cinturón de las restricciones, sigue rondando a los grandes agitadores del mercado. Por ello, el conjunto parisino pretende recaudar 60 millones de euros antes de que se cierre la ventada veraniega, el 5 de octubre, y Julian Draxler, Idrissa Gueye y Thilo Kehrer son los nombres a los que ha puesto el cartel de rebajado, según informa L'Équipe.

Draxler lleva tiempo haciendo funambulismo. Fichado en enero de 2017 a golpe de talonario, 40 millones de euros al Wolfsburgo así lo demuestran, no ha logrado granjearse un rol indiscutible en ningún momento, alternando grandes actuaciones con otras más desafortunadas. Ahora, el puesto de titular es prácticamente imposible y desde París se le busca acomodo para conseguir recuperar parte de la inversión realizada, ya que el próximo mes de junio termina contrato. El mediapunta alemán tiene un valor de mercado de 24 millones, según Transfermarkt y está en los que deberían ser sus años dorados en el mundo del fútbol del fútbol (tiene 27 años).

El caso de Idrissa Gueye va ligado a otro frente abierto que tiene Thomas Tuchel, el fichaje de un pivote. La llegada de un nuevo stopper al Parc des Princes junto a la consolidación de Paredes tras su buen papel en la Champions dejan al internacional senegalés en una posición complicada. La Premier League es el destino deseado por el jugador, según L'Équipe, y el Manchester United la opción más factible. También valorado en 24 millones, a pesar de tener una edad más avanzada (cumple 31 el sábado), sigue teniendo buen cartel, especialmente en la liga inglesa, donde se hizo un nombre en las filas del Everton. Termina contrato en 2023.

Thilo Kehrer, por su parte, no ha aprovechado el hueco dejado por Thomas Meunier en el lateral derecho del esquema de Tuchel y la llegada, en forma de cesión, de Florenzi así lo demuestra. Llegado en 2018 a cambio de 37 millones, procedente del Schalke 04, con la etiqueta de defensa del futuro del PSG, no ha conseguido eclosionar y una salida se antoja lo más adecuado tanto para el club, para hacer caja, como para el jugador, para no perder paso de cara a la próxima Eurocopa. Una buena oferta de la Premier o la Bundesliga harían cambiar de camiseta al internacional alemán. Su contrato también expira en 2023 y está valorado en 26 millones. A sus 24 años, si encuentra el escenario adecuado, todavía puede brillar.

Venta de jóvenes

Otra opción barajable sería la de vender a jugadores jóvenes que no tienen hueco en el primer equipo. Ese es el caso de Marcin Bulka (20 años). Aunque el PSG quiere renovarle y cederle, para que coja tiempo de juego, el portero polaco ha pedido salir recientemente, cansado de la falta de minutos, como bien desliza el citado medio. Desde el club se le tratará de convencer, pero, si no llega a buen puerto la renovación, su venta sería la siguiente posibilidad.