CELTA

El órdago en la portería seguirá hasta el final

El Celta no atiende a la petición de Óscar de fichar a un cancerbero. Villar continuará como único meta profesional hasta que Rubén o Sergio se recuperen.

0
Iván Villar atrapa el balón en presencia de Diakhaby, Tapia, Paulista y Murillo durante el partido entre el Celta y el Valencia.
Lalo R. Villar DIARIO AS

El Celta ha decidido llevar al límite su política de gasto cero en la portería. Ni el riesgo de tan solo contar con un cancerbero profesional durante el primer mes y medio de competición (como mínimo) resulta suficiente para que el club vigués vaya a realizar una excepción. Esta temporada, al igual que en las siete anteriores, tampoco va a fichar a un guardameta.

En A Sede han desestimado la petición que Óscar García ha efectuado, por activa y por pasiva, durante los últimos meses. Aunque sus antecesores en el cargo corrieron la misma suerte, en esta ocasión se daba por hecho que la entidad celeste iba a cumplir el deseo de su entrenador respecto a la portería, sobre todo, después de que Carlos Mouriño se comprometiera públicamente. El presidente aseguró el 13 de agosto, en su última rueda de prensa, que si LaLiga arrancaba "mucho antes de enero, tendremos que plantearnos el fichaje de un portero".

El campeonato ha empezado a mediados de septiembre y a Vigo no ha llegado ningún meta, ni se le espera. Tras sondear el mercado y rechazar propuestas como la del portugués Beto, que finalmente ha recalado en el Leixões, la dirección del club ha dejado aparcado este tema.

El juvenil Iago Domínguez y el cancerbero del filial Raúl García continuarán ejerciendo de suplentes de Iván Villar hasta que Sergio Álvarez o Rubén Blanco se recuperen de sus lesiones. En principio, el primero que va a recibir el alta médica es el de Catoira, cuya ficha no puede ser tramitada hasta el 20 de octubre.

En esa fecha 'O Gato' cumplirá cinco meses alejado de los terrenos de juego por una lesión de rodilla, es decir, el periodo mínimo de baja establecido en el artículo del Reglamento de la Federación Española que el Celta aprovechó para anular la licencia del experimentado portero y reforzarse con Nolito para el tramo final de la pasada campaña. Por lo tanto, Sergio no podrá reaparecer hasta la séptima jornada.